COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Teresa Huerta, la mujer de 36 años nacida en Mendoza y residente en Comodoro Rivadavia, requería gestiones urgentes para poder ser trasladada a un centro de mayor complejidad de Buenos Aires para ser intervenida quirúrgicamente. 

La derivación de la joven, que estuvo casi 40 días internada en el Hospital Regional y este martes sufrió un tercer ACV, era un hecho. Sin embargo, cuando estaba todo listo, se le informó a la familia que no había disponibilidad de camas.

Su esposo y la familia expresaron su indignación en las redes sociales y el caso de Teresa se hizo viral. Solicitaban a las autoridades que se arbitren los medios para realizar la derivación y que pueda finalmente ser intervenida quirúrgicamente ante su cuadro crítico. Finalmente este martes se confirmó que la joven tiene muerte cerebral. 

Afuera del Hospital Regional, Darío Vara, el pastor de la iglesia a la que Teresa asistía, reveló a ADNSUR que "están esperando unas 48 horas para poder ver qué van a hacer, si los familiares van a donar sus órganos".

Sostuvo que "estamos indignados porque no puede ser que no tengamos en Comodoro médicos que puedan operar casos de ACV. Casi 40 días María Teresa estuvo esperando, hace horas le agarró un tercer ACV, su cuerpo no aguantó. Y los médicos dijeron que ya no podían hacer nada".

Vara contó que primero "el director dice que estaba el avión sanitario, después que faltaba una cama, llamó gente de provincia para decir que tenían los recursos".

"Alguien tiene que dar respuestas, sus familiares están destruidos", manifestó.