LAS HERAS (ADNSUR) – Una joven pareja hizo una denuncia pública a través de redes sociales, donde asegura que por la falta debida de atención médica, la mujer tuvo a sus gemelas en el baño del hospital de Caleta Olivia, y las dos murieron.

Miguel Ruiz es el padre de los pequeños (Mateo y Santino) que fallecieron este martes, y a través de Facebook realizó un desgarrador relato de lo sucedido. “Se me fueron mis dos angelitos, la verdad, este dolor que sentí es inexplicable, escuchar cómo se rompe tu alma en mil pedazos”, escribió.

Y aseguró “sufrimos en este hospital de mierda, porque desgraciadamente el hospital de Las Heras es una mierda. Mi señora estaba sufriendo muchas contracciones, vinimos más de 5 veces a la guardia para que por favor la pudieran ver y nadie me hizo caso, para ellos era una inyección y a la casa mientras ella lloraba de dolor, nadie quiso atenderla”, manifestó.

Miguel compartió la foto de él y su esposa con sus gemelos en brazos, y afirmó que “no quisieron actuar como se debe cuando ella tenía un embarazo gemelar, porque mandarla a la casa más de 3 veces sabiendo el estado que ella tenía. Todos se lavaron las manos y hasta que mi señora no pudo aguantar más el dolor y rompió bolsa en el baño del hospital”.

Y contó que tras los gritos de pedidos de ayuda porque el primer bebé nació en el baño llegaron los enfermeros “con su gran paciencia a querer hablarle tranquilos cuando ella los estaba pariendo en un inodoro de un hospital público. El segundo bebé estaba de cola y ellos la hicieron parir lo mismo cuando tendrían que haberle hecho una cesárea, ella se terminó desgarrando toda por culpa de estos animales”, aseveró.

 Por último, el joven escribió que los bebés no pudieron sobrevivir ni ser derivados a otro centro médico: “Yo preguntaba y no me respondían. Hasta que llevo la ginecóloga y me dijo que los bebés no duraron más de una hora y ahí fue donde rompí en llanto por importancia, bronca, mucha angustia y culpa por no poder hacer nada por ellos y por mi amor. Lamento no haberles dado una obra social buena para que nos pudiera atender como se debe. Lamento no poderlos llevar a un hospital que si quieran atender. Sólo me queda esas fotos de mis angelitos que siempre los voy a recordar y los voy a amar toda la vida", finalizó.

 

Se me fueron mis dos angelitos.. la verdad, este dolor que sentí es inexplicable, escuchar como se rompe tu alma en mil...

Publicado por Miguel Ruiz en Martes, 4 de agosto de 2020

 

.