El pasado miércoles, una vecina del barrio Pietrobelli falleció en su domicilio y los familiares esperaron algo más de 8 horas la presencia de un médico que realizara el certificado de defunción para poder retirarla de la vivienda y comenzar con el proceso de sepelio. Esta situación generó malestar -no solo entre los familiares que en medio de la dolorosa pérdida tuvieron que aguardar largas horas con el cuerpo en la casa- sino también de la comunidad, y abrió el interrogante de cómo actuar ante casos como estos.

Christian Aprosoff, asesor legal del Hospital Regional, explicó que "le corresponde a la Policía tener un médico forense que cumpla esa función", en relación a la elaboración de certificados de defunción ante una muerte natural en domicilios particulares.

Christian Aprosoff, asesor legal del Hospital Regional
Christian Aprosoff, asesor legal del Hospital Regional

Agregó que la fuerza policial no cuenta con este tipo de profesionales y por eso "ante la falta de recurso humano, el Hospital Regional a través del 107 cumple la función de certificar muerte de causa natural en el domicilio, pero hay que recordar que también cubre las urgencias de toda la ciudad con un recurso muy limitado".

Mencionó que en el caso de la vecina de barrio Pietrobelli, "se pidieron actuaciones para ver que había sucedido y en el registro del 107 la llamada se hizo a las 17 horas (la mujer falleció a las 9 de la mañana) y cuando se terminó con unos traslados en la ciudad se hizo el certificado de defunción".

Aprosoff remarcó que "ante un fallecimiento en domicilio, primero tienen que corroborarlo con la Policía y después ver si la persona fallecida tiene un médico de cabecera que pueda certificar su muerte. En caso de que carezcan deben informar al 107 y ellos, en un período prudente según las urgencias de la ciudad puedan hacer la certificación del fallecimiento de esa persona a través del servicio de ambulancia".

Aclaró que en este proceso "pueden pasar varias horas, que va a depender de las urgencias que haya en la ciudad. El 107 tiene hoy un número limitado de personal y a veces no da a basto, por eso pedimos un poco de paciencia, entendiendo también el dolor de los familiares"

Finalmente, remarcó que es fundamental en primera instancia dar aviso a la policía para que estos realicen "un relevo de la situación" que permita avanzar con la "muerte natural" y no arroje algunas dudas sobre el motivo del fallecimiento, que se trataría entonces de otra forma con intervención de la Justicia. Una vez que los efectivos policiales avanzan con la declaración de "muerte natural", hay que llamar al médico de cabecera y si no lo tuviera llamar al 107.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!