COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  "Estuvimos cerrados 100 días. Después abrimos y nos cerraron de nuevo, y ahora nos hacen cerrar de nuevo 14 días", sintetizan los propietarios de clubes de padel la situación que les tocó vivir desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, cuando la cuarentena impuso el cierre y suspensión de casi todas las actividades. En la progresiva reapertura de rubros, los clubes estuvieron en los últimos lugares. Sin embargo, explican que en el caso de este deporte en particular -,más alla de la implementación a rajatable de los protocolos sanitarios establecidos- por sus características no supone un foco de contegio. "Nuestra actividad no resiste más cierres de los que ya sufrimos. Necesitamos que se entienda que mantener abiertos los clubes de Padel no va a agravar la situación epidemiologica", enfatizan.

Explican que el deporte "se juega entre cuatro personas, en una superficie de veinte metros de largo por diez de ancho y una altura reglamentaria de mínimo ocho metros, el campo de juego esta  dividido al medio con una red que separa en dos grupo de dos jugadores cada uno", y aseguran que "es muy sencillo lo que posibilita el rápido aprendizaje sin tener grandes habilidades ni entrenamiento previo, lo que propicio en este ultimo tiempo, que se acerquen familias, jóvenes y deportistas de otras disciplinas que al verse imposibilitados de practicar sus actividades, se volcaron al Padel"

"En cuanto de instalaciones y protocolos, todos los clubes adhirieron al protocolo de la federación internacional de Padel, avalado por la Federación Argentina de Medicina del deporte, que certifica que es una actividad segura para los deportistas que practican la actividad, como también la de los trabajadores que brindan el servicio de atención al cliente, limpieza, etc…", aseguran, y remarcan que "todos los jugadores cumplen con el protocolo al ingresar a las instalaciones, llegada puntual al turno de juego, desinfección de calzado y manos, uso de tapabocas permanente dentro de las instalaciones, no permanencia fuera del horario de juego, mantener distancia social mínima de un metro y medio, firma de planilla con datos personales y toma de temperatura corporal".

Además, indican que "todos  los clubes, en redes sociales y en sus respectivas instalaciones, comunicamos y hacemos cumplir con las reglas que detalla este protocolo y como consecuencia de ello, no contamos con positivos Covid-19 en nuestro registro diario de jugadores, que se elabora sin excepción, con carácter de declaración jurada, reforzando el compromiso con la comunidad que tenemos los propietarios de los clubes, como las personas que trabajan con nosotros".

Recuedan que "cada vez que desde las autoridades, surgió una modificación al horario o días de cierre de nuestros clubes, todos accedimos inmediatamente, en perjuicio de nuestros ingresos, así como nunca habilitamos el servicio de comidas en los clubes, lo que nos genera permanente reclamo de nuestros clientes, ante la contradicción de tener menos de cien metros de cada club, un local de gastronomía, ofreciendo los mismos productos que nosotros tenemos prohibidos".

"Intentamos acercar a las autoridades a nuestra realidad, que tal vez por tener tantos compromisos y tareas, les es distante o desconocen. La practica de Padel no genera importante circulación de personas en la ciudad, que agraven la situación epidemiológica, por el contrario, ayuda en este momento de aislamiento y de sedentarismo", enfatizan.

Además, remarcan que "los clubes de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly están estratégicamente instalados, con distancias considerables unos de otros, y la poca cantidad de personas que se necesitan para jugar, hace que no se genere aglutinamiento de gente. En zona norte, Club Santa Lucia y Norte Padel, en Zona centro La Estacion club de  Padel y Club Typac, Barrio la  Loma y Oeste La Esquina Padel y La Loma PAdel, Club La Escalera Padel en Barrio Roca, Club Huracán en Barrio Industrial y Sparza Padel en Barrio Pueyrredon, Smash Padel en Rada Tilly".

"Entendemos la difícil situación sanitaria de la ciudad y la enorme responsabilidad que implica tomar decisiones en este momento tan delicado, nuestra intención es sumar, no confrontar, ni generar un conflicto, todo lo contrario, nuestra idea es generar bienestar, actividad saludable y segura, mantener fuentes de trabajo, que con los más de ciento veinte días que vamos a sufrir cerrados al final de estas nuevas dos semanas de prohibición, corren peligro de extinguirse", sostienen.

"Nuestra actividad, como cualquier actividad comercial, no resiste mas cierres de los que ya sufrimos, nuestra responsabilidad con la comunidad, como prestadores de un servicio saludable para la población, nos pone en un lugar de suma importancia en este complejo momento, necesitamos que se entienda que mantener abiertos los clubes de Padel no va a agravar la situación epidemiologica, sino que todo lo contrario, hacemos un gran aporte a la situación de la salud de las personas que practican el deporte", finalizan.