Cinthia Fernández denunció que le hicieron una macumba y con el fin de evitar conflictos legales, se limitó a responsabilizar a “Doña Rosa y sus secuaces”. Aunque no dio nombres, no es la primera vez que apunta hacia Analía Frascino, la mamá de Matías Defederico, por este tipo de acciones.

A raíz de esta situación, Frascino denunció a la panelista por “hostigamiento y violencia doméstica”. Al aire de A la tarde (América), la mamá del exfutbolita sostuvo que decidió recurrir a la Justicia porque Fernández, en una entrevista concedida a Diario Popular, la acusó de hacer “brujerías”.

“No me vi a mí. O sea, me está culpando de algo que no sé… En realidad, llegó de vacaciones. Estuvimos una semana tranquilos y ahora empiezan”, inició en relación a un hombre llamado "Tata". 

“Yo ya expliqué que no conozco a ningún Tata. Si no, no hubiera hecho una denuncia, no sé a qué se refiere. Pasa que llega de vacaciones y alguna bomba tiene que tirar, tiene que volver a dar un pantallazo”, agregó.

Cinthia Fernández acusa a su exsuegra de magia negra

 “Denuncié lo de los huesos humanos, lo que subió hoy y quiero muestre los chats donde noche tras noche le pedía plata. Eso fue a parar a la fiscalía. El Dr. Castillo pidió una tregua y yo se la di porque fui a la Justicia y no a un canal de televisión, entonces en qué quedamos ¿quiere una tregua o guerra? Yo voy a ir a la Justicia”, concluyó.

Vale remarcar que este conflictó lo inició Cinthia Fernández, quien aseguró que "es un asistente de un templo, lo agarró la policía. Tenemos todos los datos y tenemos pruebas con imágenes entrando a este lugar donde hacen estas cosas macabras para ‘romper relaciones’ con mi abogado Roberto Castillo. Se ve cómo mira directo a su casa... cuando se dio cuenta se fue”, detalló.

“La maldad tiene un precio, y le va a costar muy caro a Doña Rosa y sus secuaces. No se imaginan la información que tengo. Todo directo a la Justicia”, anticipó. 

Después de que Analía Frascino, la madre del futbolista, defendiera públicamente a su hijo, la bailarina salió a responderle y no se guardó nada: la acusó de practicar brujería.

“Usted, la que puso un fémur de hueso humano en la puerta de mi casa porque vive haciendo gualichos con ese señor Tata. ¿O no?”. “Entraba al living de su casa y su exmarido estaba degollando gallinas. ¿Usted, señora?”, concluyó de forma muy dura.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!