GAIMAN (ADNSUR) - Un grupo de trabajadores de la empresa Soriano de Gaiman comenzó una campaña por las redes sociales para pedir el apoyo de los vecinos. La planta permanece parada hace ya 8 meses y los 23 operarios de la localidad vienen cobrando un subsidio provincial de $ 5.000, sumado a la ayuda municipal de otros $ 1.500.

Los trabajadores de Soriano piden apoyo en las redes sociales

Para mantener vivo el reclamo y que aparezca algún tipo de respuesta para la situación de los empleados, comenzaron con la viralización del mensaje. En la página de Facebook “Trabajadores de Soriano” postearon una foto con la leyenda “Yo apoyo a los trabajadores de Soriano”. Y un mensaje: Te pedimos ayuda!!! Hacé un cartel así, etiquetá a “Trabajadores de Soriano “ en Facebook y compartilo! Te necesitamos!!! No importa a qué sector pertenezcas, simplemente te agradecemos”.

https://www.facebook.com/trabajadoresde.soriano/posts/110301900066784

Rápido la campaña se hizo eco no solo por Facebook, sino también por Twitter. Cristian Jones, uno de los 23 trabajadores de la firma, explicó cómo se originó la campaña: “La idea surge desde los trabajadores, no solamente sobrellevar este periodo de abandono, sino que no seamos olvidados”.

Remarcó que “hace 8 meses que Soriano dejó de producir, pero se llevaron las algas a Camarones. Aparentemente la empresa deja de operar en Gaiman y continúa en la costa. Le están buscando la figura legal para desprenderse de la gente de Gaiman. Ellos diversificaron, con ganadería, pesca y turismo y para nosotros es cada vez más engorroso”.

Relató que “cuando se procesaba, era con alga de acá y con los trabajadores. Cuando se corta eso porque traen material importado, echan a 40 trabajadores y quedamos 23 y la empresa vació las instalaciones”.

Jones indicó que “hay también otros 13 empleados en Bahía Bustamente que están abandonados. Cada uno lo pelea como puede. Cobramos 5.000 pesos del Estado, por la cuestión tarifaria. El municipio 1.500, nada más. Tenemos una infección y en vez de darnos un antibiótico, nos dan un analgésico. Con esto tenés que comer, pagar los servicios, es imposible”.

“Nosotros golpeamos la puerta para seguir trabajando y que resuelvan lo salarial. Ahora bien, si Soriano quiere indemnizarnos, que despida y lo haga como corresponda. Tenés trabajadores de 8, 12 y 16 años de antigüedad y después todos 30 o 40 años de antigüedad. Mas del 50% más de 30 años de antigüedad. Más de la mitad es personal mayor para conseguir empleo y joven para jubilarse”.

El trabajador también se refirió al proyecto que hoy está en Legislatura para expropiar los bienes de la empresa y que CORFO pueda hacerse cargo del personal y de la explotación de las algas: “El pedido del pase a Corfo para funcionar desde ahí porque Corfo tiene la logística, tiene todo, puede importar, exportar, es el lugar ideal. Pero ellos no quieren saber nada, nos reunimos con Sixto Bermejo, con un escrito y dijo que no nos van a tomar. A raíz de todo esto es otro ámbito donde mostrarnos porque sino seguimos olvidados”.

Según destaca Jornada, desde la planta procesadora de algas de Gaiman se producía el agar-agar, producto que funciona como gelificante para el dulce de leche o postres como la gelatina. La apertura de las importaciones hizo que la materia prima se trajera de afuera como producto terminado y a precios de mercado irrisorios, que obturaban cualquier competencia.