CAPITAL FEDERAL - Un nuevo estudio indaga sobre los factores que llevan a los conductores a agarrar un dispositivo móvil cuando maneja, y señala la mayor inclinación de las mujeres a contestar llamadas y responder mensajes cuando están manejando.

Investigadores australianos de la Universidad Tecnológica de Queensland realizaron un estudio para saber qué factores influyen en los conductores y los llevan a distraerse con los dispositivos móviles, en peligrosas conductas multitasking.

Los resultados indicaron que el género, la experiencia en el uso del teléfono en el auto y la inexperiencia como conductor aumentan las probabilidades de usar el celular durante el manejo.

Un estudio previo en Estados Unidos había determinado que las interacciones con los teléfonos en el auto triplicaban el riesgo de tener un accidente. En Argentina, el uso del teléfono al volante ocupa el cuarto lugar en el ranking de infracciones: en los primeros 4 meses del año las multas aumentaron un 143% respecto de 2017.

Ahora, los australianos concluyeron que las mujeres son más propensas que los hombres a agarrar un dispositivo móvil cuando están manejando.

También influye cuánto tiempo pasó desde que el conductor obtuvo su licencia: los menos experimentados se tientan más con el celular.

Por otro lado, señalaron que incide si el conductor ya usó el teléfono mientras manejaba en el pasado, lo que le da cierta sensación de "capacidad" o "confianza" para volver a hacerlo. Esto último reforzaría la idea de que usar el móvil en el auto es síntoma de una conducta adictiva o de un apego excesivo al teléfono.

Otro indicio que arrojó la investigación es que los conductores tienden más a distraerse con llamadas que con los mensajes, porque creen que responder oralmente los dispersará menos que si se involucran con un texto.

Fuente: Clarín