COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La categoría de “Moroso crónico” en la que se encuentra la Sociedad Cooperativa, según le comunicó CAMMESA por carta documento, habilita a un procedimiento reglamentado por la Secretaría de Energía de la Nación, por el que se podría reducir hasta un 10% la entrega de potencia desde el mercado mayorista a la distribuidora local.  Pero, ¿Puede la entidad cortar directamente la luz a los usuarios residenciales?

Según explicaron los técnicos que trabajan en el sector ante la consulta de ADNSUR, el procedimiento normado por la resolución SE 124/2002 establece una  serie de prioridades, para que en caso de restricciones de potencia, el último sector afectado sea el residencial.

A través de una carta documento fechada en abril último, CAMMESA reclamó a la SCPL una deuda de 1.406,8 millones de pesos, notificándole además que lo adeudado supera dos períodos de facturación, por lo que ingresa en la categoría de “distribuidor moroso crónico”, pudiendo iniciar sanciones que, en la práctica, significan una reducción de potencia del orden del 10% mensual.

En el caso de Comodoro Rivadavia, donde se distribuyen alrededor de 80 Mw, el recorte impactaría en 8 Mw. Según pudo saberse, la restricción de esa magnitud supera al consumo industrial en la ciudad, por lo que eventualmente se afectaría en segundo orden al alumbrado público y, si no alcanza a cubrirse la reducción, a algunos sectores residenciales en último término.

Una década atrás, cuando esta misma situación motivó restricciones de potencia en la ciudad, la circunstancia fue cubierta temporalmente con el agregado de potencia que en ese momento estaba disponible desde el “Parque eólico Antonio Morán”. Además, en aquel momento había mayor consumo industrial, mientras que en la actualidad no sólo ha disminuido esa demanda –signo negativo que refleja la desaparición de algunas industrias, como la firma Guilford-, sino que también las petroleras tenían mayor dependencia del sistema interconectado patagónico, mientras que hoy esas compañías se auto abastecen con sus propias usinas generadoras. El caso más reciente es el de YPF, con la inauguración de un parque eólico de 100 Mw, con la que no se ha explorado aún la posibilidad de contratar energía remanente con algún tipo de tarifa promocional.

Por último, el consejero de administración de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), Guillermo Costes, aseguró ayer martes que "hoy por hoy se evalúa si los apagones serán de 24 horas cada 10 días o ir segmentando esos cortes en bloques de 4 o 6 horas"