COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un brote de hantavirus desató en poco más de un mes la mayor tragedia de Epuyén, luego de que murieron 8 personas producto de esa enfermedad. Hoy suman 10 las víctimas contando a una habitante de Chile y a otra de Trevelin.

C.T fue la primera víctima del virus. La adolescente de 14 años asistió a la fiesta de 15 de su amiga, y se contagió de la enfermedad que transmitió un peón de campo. La adolescente falleció el 3 de diciembre.

Aldo Valle, en tanto, estaba a punto de jubilarse como chofer de la Municipalidad de Epuyén. El hombre junto a su esposa asistió a la misma fiesta de 15 y se contagió el virus. Era su nieta y falleció el 11 de diciembre.

Loreley Valle, por su parte, estaba de novia y trabajaba en el área de Acción Social de la Municipalidad, luego de que trabajó en  el sector de Turismo. Se contagió a través de su padre, quien asistió a la fiesta de cumpleaños de su nieta. “Era una gran persona, con todo el pueblo fue igual, vos entrabas a Acción Social y te recibía con una sonrisa de oreja a oreja, y siempre te ibas con una respuesta”, explicó Joan Díaz, un amigo suyo a ADNSUR.

Celia Troncoso, en tanto, era enfermera y ex pareja del peón de campo, según informaron fuentes confiables a ADNSUR. La mujer de 64 años se contagió la enfermedad y también falleció en los primeros días de enero.

Robin, por su parte, era reconocido en Epuyén por sus gatos y la lavanda que tenía en el parador, tal como llaman en la localidad a la terminal de transporte de larga distancia. El hombre tenía la concesión hace muchos años, era todo un símbolo del sector, y falleció en diciembre. Mientras que Patricia González trabajaba en la ventanilla del hospital de Epuyén. Tenía 38 años y un hijo de 18 años.

Jessica Valle, en tanto, trabajaba en la escuela primaria del pueblo. Era portera y madre de dos hijos de 11 y 12 años. También se contagió a través de su padre que finalmente falleció. Murió el 9 de enero, un día después de que cumplió 30 años.

Federico Llanquitru, fue uno de las últimas víctimas. El joven también falleció el 9 de enero, día en que se confirmaron tres muertes. Tenía 16 años e iba a la Escuela Secundaria.