Los aumentos de precio de los alquileres, la caída del ingreso y la ausencia de créditos hipotecarios dificultan cada vez más el acceso a la vivienda. Si bien el acceso a una casa o a un terreno no es una inquietud o preocupación que sólo les concierne a los jóvenes de Comodoro, en esta oportunidad, desde Somos Voces y ADNSUR recorrimos las calles del centro de la ciudad para hablar con una juventud que dio su punta de vista sobre el tema.

Varios de los testimonios aseguraron que al pensar en independizarse, la primera opción que consideran más cercana es buscar un alquiler.

 "Me parece que por como está ahora el país y los sueldos la opción es limitada, para comprarse una casa o un terreno tenés que tener años de ahorro para poder conseguir algo", consideró Valeria, una joven de 21 años que paseaba con sus amigas por la plaza Scalabrini Ortiz. 

A metros del Museo Ferroportuario, otro de los jóvenes llamado Joaquín de 17 años, consideró: "Yo creo que acá en Argentina tenés que tener en cuenta que vas a laburar muchísimo, o tener mucha suerte. Quizás hace un par de años era más fácil, pero ahora independizarse y tener todos los recursos para vivir sólo siendo joven de esa manera es muy difícil. Si tenés la oportunidad de que tus viejos te banquen poder irte a estudiar o cosas así quizás es más fácil". Si tuviera la posibilidad de contar con un capital para invertir, el joven evaluó que "la mejor inversión sería en los terrenos, porque nunca bajan el valor".

"Si puedo ahorrar durante años lo veo posible, pero hoy en día si veo plata la gasto", explicó María Ocampo, mientras mateaba junto a sus amigas en un espacio verde a metros de la costanera céntrica.

Irse de la casa de los padres es un sueño que empieza a quedar lejos para los argentinos de entre 18 y 30 años. Los aumentos de los precios de los alquileres, la caída del ingreso real en términos de compra inmobiliaria y la ausencia de créditos hipotecarios hace que el camino hacia el acceso a la vivienda sea cuesta arriba, sobre todo para los más jóvenes, que hoy ya ni se atreven a proyectarse como propietarios.

"Acá en Argentina es medio complicado, capaz ahorrando sí, pero hay que ahorrar demasiado", manifestó Agustín, un joven youtuber de 22 años que estaba reunido con amigos en un banco frente al Museo Ferroportuario.

Una opción viable y reiterada que apareció durante las charlas fue el alquiler. "Con algún alquiler dentro de las inmobiliarias, porque sería más fácil que te asesoren dependiendo de la banca de cada uno", opinó otro de los chicos.

Finalmente, Ariadna, otra de las entrevistadas, destacó que "compraría una casa en otra parte, para vacaciones o a futuro mudarme a otra ciudad. Primero me gustaría estudiar y terminar", después de finalizar sus estudios recién consideraría sus posibilidades de inversión.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!