El impuesto automotor vino con sorpresas. Quienes ya comenzaron a recibir las boletas de pago correspondiente a enero de 2022, se habrán encontrado con aumentos muy fuertes en relación al año pasado: en casos, el nuevo valor llega al 300 por ciento de incremento, a raíz de la fuerte revaluación de vehículos que ha realizado la Dirección Nacional de Registros de Propiedad Automotor (DNRPA), el organismo para el cual tu usado ahora vale entre dos y tres veces más que al año pasado. 

Los aumentos alcanzan también los trámites a realizar en los registros, al momento se as entar la propiedad de un vehículo, ya sea usado o 0km, con un incremento de entre 25 y 30 por ciento para esa tramitación, además de una suba en los distintos aranceles para realizar tramitaciones.
Hasta ahí, son porcentajes que pueden considerarse dentro de la evolución inflacionaria del país, que en 2021 cerró en alrededor del 48 por ciento. Incluso podría pensarse que esos incrementos están por debajo del índice general de precios. 


Sin embargo, el mayor impacto será reflejado en el impuesto automotor, es decir en el pago de las patentes, con boletas municipales que empezaron a llegar con subas que en algunos casos representan el doble o hasta el triple del valor que se pagaba hasta diciembre último . 

Las patentes tienen la misma alícuota en toda la provincia de Chubut, a partir del acuerdo asumido en el Consejo de Responsabilidad Fiscal.
Las patentes tienen la misma alícuota en toda la provincia de Chubut, a partir del acuerdo asumido en el Consejo de Responsabilidad Fiscal.


El promedio es del 75 por ciento, pero en algunos modelos llega a un 300 por ciento


“El impuesto automotor surge de las valuaciones que hace la DNRPA, que fija los precios para cada marca y modelo de vehículo el 31 de octubre de cada año -explicó Israel Coen, secretario de Recaudación de Comodoro Rivadavia, ante la consulta para este informe- . Al parecer en 2020 hubo un revalúo muy bajo, no sabemos si fue por efecto de la pandemia en ese momento , pero los valores que fijaron en octubre de 2021, que son los que comienzan a regir para este año, han dado un salto muy fuerte ”.

Coen reconoció que el aumento promedio de las patentes es de un 75 por ciento, lo que supera ampliamente los aumentos que aplicó el municipio a sus propios impuestos, que se ubicaron entre el 30 y 40 por ciento en relación al año pasado. 


“En algunos modelos, la revaluación que se hizo a nivel nacional llega hasta un 300 por ciento -admitió-, lo estuvimos viendo con algunas marcas que aunque no son vehículos de alta gama, tuvieron estos aumentos en su valuación”. 

Israel Coen, secretario de Recaudación del Municipio. "Este aumento no depende de nosotros", aclaró.
Israel Coen, secretario de Recaudación del Municipio. "Este aumento no depende de nosotros", aclaró.

En igual sentido, el funcionario municipal aclaró que en este caso el tributo no depende de lo que pueda decir el Estado municipal: “Todos los municipios de Chubut estamos incluidos en el Consejo de Responsabilidad Fiscal y aplicamos la misma alícuota, que es del 2,7 por ciento, sobre el valor del vehículo que nos entrega la DNRPA. No podemos salir de ese sistema, porque incluso a nivel nacional puede haber sanciones, como quitas en los recursos por coparticipación federal de impuestos”.

De este modo, Coen aclaró, ante las críticas recibidas, que no es resorte del municipio aplicar algún tipo de atenuante en esa carga impositiva, más allá de los programas de incentivos y descuentos que pueden aplicarse por pago anual. 

“Por otro lado, todos los municipios aplicamos la misma alícuota para evitar que haya un ‘robo de contribuyentes’ entre los Estados, porque hasta hace algunos años había diferencias y entonces se podía optar por patentar el vehículo donde fuera más barato. Hoy, Comodoro, Rada Tilly y Sarmiento cobramos la misma alícuota”, precisó. 

Efectos del mercado: ante la falta de cero km, suben los usados

ADNSUR ya había advertido en un informe anterior que hay severas dificultades para acceder a la compra de unidades 0km, porque aún cuando los clientes terminaron de pagar, las concesionarias locales tienen demoras que se replican en todo el país. Los problemas para liberar cupos de importación, ya sea de unidades o de repuestos o autopartes, están en el origen de ese inconveniente.


El problema para comprar autos o camionetas cero kilómetro terminó volcando la demanda hacia unidades usadas, que se han revalorizado incluso muy por encima de lo que marcaron los altos índices de inflación del país. 

La revalorización de vehículos usados es la cara positiva para quienes por distintos motivos no pueden llegar al cero km, pero la contracara es la suba en el impuesto automotor.
La revalorización de vehículos usados es la cara positiva para quienes por distintos motivos no pueden llegar al cero km, pero la contracara es la suba en el impuesto automotor.

Así por ejemplo, un automóvil Gol TR, modelo 2016, tiene una cotización de actual de 845.000 pesos, lo que al aplicarse la alícuota del 2,7 por ciento resulta en un valor anual de 22.815 pesos: prorrateado en 12 meses, ese vehículo pagará 1.901 pesos de patente mensual. 

Una camioneta Duster, modelo 2013, aparece con una cotización de algo más de 1,5 millón de pesos, lo que arroja un impuesto anual de 40.500 pesos, que dividido en 12 meses resulta en 3.375 pesos. El mismo vehículo, según pudo cotejarse para este informe, pagaba hasta diciembre 1.200 pesos mensuales.

El caso anterior es más que llamativo, ya que se trata de un modelo que ya no se fabrica, dentro de las obsolescencias programadas que suelen aplicar las fábricas.

Una camioneta Toyota Hilux 2022 aparece valuada en 6,8 millones de pesos, lo que significa un impuesto anual de 183.600 pesos, lo que representa unos 15.300 pesos al mes. 

La lista es interminable y los contribuyentes ya comenzó a recibir las boletas, por lo que podrán cotejar en cuánto se ha incrementado el impuesto, a partir de la valuación dispuesta por el organismo nacional.

Para quienes quieran corroborar esa valuación, pueden ingresar en el siguiente sitio  , donde al colocar la marca y el modelo del auto o camioneta (tal como aparece en la cédula) se puede acceder a la valuación oficial. Para calcular el impuesto, se debe multiplicar ese valor por 0,027 y luego dividir por 12, a fin de corroborar el valor del tributo municipal. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!