CAPITAL FEDERAL - La multinacional estadounidense Brightstar, que fabrica celulares en Tierra del Fuego para compañías de primera línea, como Samsung y LG, es otra de las firmas globales que están en proceso de irse del país, en medio de la grave crisis económica. 

Fuentes de la empresa confirmaron a Infobae que por estas horas buscan un socio estratégico que pueda hacerse cargo del negocio. Las negociaciones con algunos interesados estarían encaminadas. “La decisión es salir del país”, aseguraron.

Brightstar se suma de esa forma a otras firmas como Falabella y Walmart, que buscan compradores.

Danone anunció este lunes que puso en revisión su negocio en el país.

Otras empresas, como Latam o Glovo, se fueron directamente del país y dejaron la operación local. 

Brightstar está buscando un socio estratégico que pueda hacerse cargo del negocio

La empresa, que está en el país desde comienzo de los 2000, tiene una fábrica en Río Grande, Tierra del Fuego, donde emplea a 500 operarios.

“Buscamos una transición ordenada, que el 100% de los empleados sigan trabajando y que el comprador mantenga los contratos con nuestros clientes y que haya continuidad con respecto a la calidad de los productos”, dijo una alta fuente de la empresa.

La compañía es el principal fabricante de LG en el país actualmente –una empresa que mudó casi toda su estructura a Chile– y también produce algunas líneas de Samsung, el líder del mercado local.

“No es una transacción sencilla. Además de los requisitos que se le suele pedir a un socio estratégico o potencial comprador, necesitamos que tengan capacidad financiera para importar, fabricar y distribuir. Y tiene que ser aprobado por nuestros principales clientes”, detalló. “Estamos analizando algunas opciones”, confirmaron aunque sin brindar más datos. 

Esos interesados serían Mirgor, el principal fabricante de Samsung local también con instalaciones en la provincia patagónica, y Newsan, el grupo de la empresa de Rubén Chieñajosky, que en el rubro móviles es el fabricante local de Motorola. En este último caso, el interés sería menor porque una compra de este tipo implicaría moverse a Río Grande, cuando sus instalaciones están en Ushuaia, ni le agregaría negocios.

“Los tiempos no se van a dilatar mucho”, aseguran en Brightstar, e insistieron en que si bien el contexto local influyó en la decisión, es algo que se viene analizando desde hace bastante tiempo; un proceso en el que también influyen cambios en los perfiles de inversión y una nueva estrategia global de la empresa.