CAPITAL FEDERAL - El ex presidente Mauricio Macri expresó este jueves que "sin dudas dejé una economía mejor de la que recibí; hay que mirar los números hasta el 11 de agosto", remarcando que el balance económico de su mantado debe realizarse hasta las PASO, y no hasta el cambio de gobierno.

Macri brindó este jueves una entrevista a Infobae, donde evitó las definiciones sobre su futuro político pero anticipó que Juntos por el Cambio volverá al poder, y habló de su relación con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, su mirada sobre la cuarentena, la actual crisis económica y las asignaturas pendientes que quedaron tras sus cuatro años de mandato presidencial.

Sin dudas dejé una economía mejor de la que recibí; hay que mirar los números hasta el 11 de agosto. Nuestro gobierno económicamente terminó el 11 de agosto. Lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron ‘vuelve el kirchnerismo’ y asistimos a una destrucción del dólar, de la bolsa, saltó el riesgo país. El gobierno político terminó el 10 de diciembre. Pero la economía se maneja con expectativas”, fue una de las frases de Macri para analizar la situación económica que le dejó a Alberto Fernández cuando abandonó la Casa Rosada.

Ante sus críticas a la cuarentena, Macri consideró que "no debería enojarse nadie, porque lo que traté fue de compartir una reflexión sobre lo que estamos viviendo. Tratando de contener la angustia, la preocupación de muchos argentinos por su presente y su futuro. Transmitir una visión de qué deberíamos hacer para que esa angustia baje. La forma es dialogando. La intolerancia no es un buen camino. El oficialismo debería tratar de recuperar la calma, emitir un mensaje de más armonía"

Se refirió a los dichos de Alberto Fernández, que dijo que la cuarentena sirvió para evitar una catástrofe y mejorar el desastre del gobierno anterior, y apuntó que "me hizo acordar a esa frase que le asignan a (Arturo) Illia, ¿no? Que una nación está en peligro cuando un presidente habla todos los días. No voy a escalar en las respuestas con el Presidente. Estoy tranquilo con lo que dije, lo más importante es esa clase media que está angustiada por su empleo, su futuro, su salud. Lo que necesita es escuchar un mensaje de armonía, sensato, de calma"

Sobre la tensa relación que tiene con el actual presidente, Macri dijo que "voy por la vida tratando de transmitir lo que siento. Siendo lo más preciso con el valor de la palabra. Tal vez pequé por hablar poco como presidente. No tengo nada por lo cual velar más allá de eso. Esa es mi tarea. Desde ya, Juntos por el Cambio, como lo dije el 28 de octubre que me vino a visitar a la Casa Rosada: cuando quieras y a la hora que quieras, Juntos por el Cambio se sienta negociar todas las cosas que se puedan negociar, pero con la Constitución sobre la mesa"

Remarcó que "la cuarentena es una herramienta muy dañina y había que usarla con mucho equilibrio y cuidado. No se puede hacer una cuarentena europea en una economía latinoamericana lastimada. Tenía que haber sido algo que combine la prevención sanitaria por el coronavirus pero que también combine la seguridad física, psicológica y laboral de los argentinos que hoy está en estado de alerta. Hemos caído más del doble"

Por otro lado, consideró que el gobierno de Fernández, "no tiene programa económico. La Argentina hoy no tiene rumbo. Pero además sanitariamente se manejó mal. Lamentablemente los números dicen que no nos va bien, tampoco en lo sanitario. En el medio generamos un miedo en la población tan grande que la gente abandonó sus tratamientos y han puesto en peligro su vida quienes tienen problemas cardiológicos, oncológicos, diabéticos. Hemos sacado a los chicos del colegio durante un período larguísimo, afectando su formación y estado psicólogico. También su sistema inmunológico. Vamos a tener muchos problemas más grandes de los que teníamos. Hemos generado una destrucción de empleo tremendo. El mundo hizo todo el revés. Y la Argentina lideró el mundo en el mal sentido. Cada vez que intentamos hacer un récord en este sentido -la más larga, la más ancha, la más chica o la más grande- quedamos mal. Era sentido común. Nadie tenía certidumbre de lo que te alivia la cuarentena. Acá que lo importante era estar alerta, transmitir la distancia social, las prevenciones de los individuos y preparar el sistema de salud. Eso es lo que había que hacer."

"Tenemos un problema grave, porque con la cuarentena eterna y dañina hemos tenido un avasallamiento de las instituciones muy grande. Persecución de jueces, del procurador, de la Corte, suelta de presos, fomento de tomas... Todas cosas que claramente rayan con la posibilidad de dialogar alrededor de algo sensato", apuntó.

"Nuestro gobierno, económicamente, terminó el 11 de agosto. Eso lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron “vuelve el kirchnerismo” y asistimos a una destrucción del dólar, de la Bolsa, saltó el riesgo país. La economía se maneja con las expectativas. La gente votó por lo que nosotros le dimos o no le dimos el 11 de agosto. El 12 de agosto el mercado tomó una decisión: si se quedaba en la Argentina gobernada por el kirchnerismo o si se iba. Por eso cayó la Bolsa (se llevaron la inversión), aumentó el riesgo país y el dólar subió", consideró.

Macri aseguró que "en 2023 vamos a volver al poder en la Argentina", aunque no dio definiciones si será él la figura protagónica, indicando que volverán "con el que esté mejor preparado, yo estoy acá para ayudar a los líderes que tenemos, que son muchos".

"Que los argentinos sepan que no los dejé solos como les prometí, que siempre trabajé en el silencio de estos meses para fortalecer Juntos por el Cambio. Es mi prioridad, donde me siento que puedo ser más útil para trabajar por esa persona que espera superarse, mejorar, porque quiere mejorar. Tengo que apoyar a todos los dirigentes"

"Yo les pido a todos los dirigentes de mi espacio que no hablen de candidaturas hasta abril del año que viene. Yo ya he dicho que no me veo candidato en 2021", enfatizó.

Fuente: Infobae