RAWSON (ADNSUR) - Unos 60 apellidos de dirigentes peronistas, muchos de ellos de larga y probada militancia en el peronismo chubutense, figuran en un listado que sería parte del total de 141 que el Partido Justicialista de Chubut quiere desafiliar por haber participado en listas de otras agrupaciones políticas en las últimas elecciones.

Entre los nombres más resonantes figuran los del vicegobernador electo e intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre; su par de Trelew, Adrián Maderna; y otro jefe comunal, histórico del PJ, como Oscar Currilén, de El Maitén.

También decenas de concejales de distintas localidades y dirigentes de menor rango pero que igualmente participaron en las últimas elecciones, en su mayoría, en las listas de Chubut al Frente, la alianza electoral que conformó el Chusoto con otras fuerzas políticas.