MENDOZA - Mediante un proyecto que ingresó en la Cámara de Diputados, en Mendoza buscan suspender la puesta en marcha de Revisión Técnica Obligatoria (RTO) hasta que se reparen las calles de la provincia.

“El 89% de los accidentes se deben a falla humana, el 9% al mal estado de la ruta y el 2% a fallas mecánicas del vehículo. Por ese 2% los harán pagar todos los años la RTO”, dijo el diputado y creador de la iniciativa, Mario Vadillo (Ciudadanos por Mendoza).

 

Según detalla diario El Sol, la RTO comenzará a regir a partir del 1 de marzo próximo y el Gobierno de esa provincia estableció el cronograma anual orientativo para realizar la verificación de vehículos automotores y motos en los talleres habilitados por la Nación, con el objetivo de que la exigencia del certificado para circular opere a partir de enero de 2022.

Puntualmente, lo que pide el diputado es postergar la puesta en marcha y obligatoriedad de la RTO hasta que "se realice la inversión y reparación integral de las calles, avenidas y rutas de la provincia de Mendoza".

Según explicó el legislador, el proyecto "nace desde una petición popular, cuando el enojo de los mendocinos se unió para suspender el aumento del impuesto automotor. Los vecinos ya me comentaban la necesidad de inversión en las calles y rutas, pero por sobre todo que no pueden circular porque rompen todo y encima les quieren obligar la RTO”.

Para Vadillo, no sólo debe tomarse en cuenta la problemática de las calles, sino la situación económica del país. “Estamos ante una pandemia que ha destruido los ingresos de las familias, y vemos un gobierno ajeno a esta realidad que cuando no ataca al ciudadano con aumentos en los servicios, lo hace con los impuestos o introduciendo estos sistemas recaudatorios que recargan nuevamente al bolsillo del mendocino”, precisó.

Asimismo, el diputado convocó a una manifestación para este viernes a las 10, en la Plaza Independencia, con la que busca conseguir el apoyo necesario para frenar la RTO.