CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - A solo tres días de entregar el poder, el presidente Mauricio Macri se despidió este sábado con un multitudinario acto en Plaza de Mayo en el que aprovechó para enviarle mensajes a Alberto Fernández y Cristina Kirchner​. "Le quiero decir al presidente electo, que él puede confiar, que después de mucho tiempo va a encontrar una oposición constructiva y no destructiva", lanzó Macri desde un pequeño escenario montado muy cerca de las miles de personas que llenaron la plaza.

Y agregó: "Va a encontrar también después de mucho tiempo una oposición firme y severa que va a defender la democracia, la calidad institucional y nuestras libertades, porque todos lo argentinos queremos colaborar y salir adelante",

Sostuvo además la necesidad de una "Justicia independiente, que se base en la ley, en los procedimientos, en las pruebas y no en los discursos políticos". Fue una clara alusión al encendido discurso político que realizó la ex presidenta durante su defensa en el juicio por la causa Vialidad.

Macri se asomó a las 18.44 por el emblemático balcón de la Casa Rosada, acompañado por la primera dama Juliana Awada y Miguel Angel Pichetto​, quien fue su compañero de fórmula en la últimas elecciones.

Saludó emocionado y cantó el himno con la mano derecha sobre el corazón, al igual que muchos de sus seguidores. Después caminó hacia el pequeño escenario, pero antes fue recibido por Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal​."Gracias por acompañar estos cuatro años de transformaciones, poniendo todo", dijo Macri al comenzar su discurso.

"Los miro y veo de lo que estamos hecho los argentinos. De puro corazón. Son momentos de emociones distintas. Sé que las compartimos. Tristeza por no poder seguir trabajando juntos en las reformas que el país necesita, pero más todavía ver que muchos de ustedes están angustiados por lo que viene. Pero no, será un paso más de crecimiento, y estamos acá todos juntos", siguió Macri.

Pidió "cuidar a la argentina de que no la roben, no la maltraten. Eso depende de cada uno de nosotros, para custodiar los avances que hemos hecho y cuidar nuestra libertad".

"Gato hoy te necesitamos más que nunca", fue el mensaje de uno de los tantos carteles con los que los seguidores del jefe de Cambiemos se apostaron frente a la Casa Rosada. La mayoría concurrió al lugar con banderas de la Argentina.

En sintonía con lo que expuso en sus presentaciones en distintas ciudades del país durante la campaña, Macri destacó que "cada vez somos más los que vemos la realidad de las cosas de otra manera, de una manera ligada al respeto, al trabajo. Y somos muchos y estamos cada vez mas juntos para defender las cosas que hemos logrado".

Mirando al futuro, insistió en que Cambiemos se consolidó en las elecciones del 27 de octubre como "una alternativa sana de poder que representa a millones, millones de argentinos que nunca jamás se van a volver a resignar. Nunca más, y tenemos la fuerza de gente de paz que rechaza la violencia pero que no se va a dejar llevar por delante, eso somos nosotros".

El primero en hablarle al público había sido Hernán Lombardi, acompañado por el jefe de Gabinete Marcos Peña y al secretario general de la presidencia, Fernández De Andreis.

Fue en rigor, una marcha más del 'Sí se puede' que siguieron a la masiva movilización del 24 de agosto, cuando Macri saludó a una multitud desde el mismo balcón.

Las banderas argentinas completaron la escenografía, aunque también se colaron las amarillas del PRO. "Nos vemos en el Congreso", "Gracias por estos 4 años de democracia", rezaban los carteles de la militancia macrista.

Fuente: Clarín