COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El secretario general del sindicato Luz y Fuerza de la Patagonia, Héctor González, advirtió que si persiste la falta de pago de salarios a trabajadores de Servicios Públicos, que se desempeñan en localidades del interior provincial pero que “parece que fueran del exterior de la provincia”, podría realizarse un paro a nivel provincial y devolver los generadores "a nuestros entes superiores".

Criticó con dureza al ministro de Infraestructura, Gustavo Aguilera y el subsecretario del área, Jhonatan Hojman. “No se puede trabajar dos meses sin cobrar el sueldo, la gente trabaja por un sueldo y no por amor al arte”, cuestionó el dirigente lucifuercista, al reseñar que en localidades como Facundo, Gastre y Gan Gan, entre otras, sufren la falta de pago de haberes y también de insumos para el funcionamiento de los generadores.  

“Estamos analizando un paro a nivel provincial y entregar todos los generadores a nuestros entes superiores, llámese cooperativas o Servicios Públicos y que se arreglen ellos. Estamos cansados de poner todo, los compañeros trabajan para mantener los servicios públicos y los que tienen que asumir la responsabilidad, no la cubren”.

Las deudas salariales se remontan a marzo y en breve se vencerá abril, por lo que advirtió que “seguro no van a pagar porque no tienen plata, ya estamos hartos de esperar –enfatizó -. Los trabajadores estamos hartos de hacernos cargo de un problema que tiene que resolver la Provincia”.

“No sé si la gente toma conciencia de quiénes están al frente de los Servicios Públicos, como el ministro (Gustavo) Aguilera, o el subsecretario (Jonatan Yair) Hojman. Nunca vi una situación de funcionarios que no sepan absolutamente nada. Cuanto más alejado estás de Rawson más lejos estas de la mano de Dios”, se quejó el dirigente gremial, en diálogo con Cadena Tiempo.

“Los trabajadores no pueden cobrar los sueldos en tiempo y forma. No se puede seguir trabajando gratis. Son uno o dos meses sin cobrar sus salarios. Y por una cosa u otra, la luz se corta porque no llega el combustible o por la falta de insumos para el mantenimiento de los motores, que gastan más aceite que gasoil. Los motores ya están gastados. Es un cóctel explosivo”.