BUENOS AIRES - Alberto Fernández anunciará, escoltado por Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof​, la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo, pero con dos aperturas esenciales: volverán a funcionar 1.060 industrias y se retomará, con restricciones, la actividad en algunos sectores del comercio en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

El anuncio será este viernes en la Quinta de Olivos, al anochecer, y, a diferencia de anuncios anteriores, no estará precedido por una teleconferencia masiva: el miércoles, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro iniciaron una ronda de charlas con los gobernadores para mapear la situación en las provincias.

El DNU que Fernández firmará el fin de semana modificará el artículo referido a las excepciones en aglomerados de más de 500 mil habitantes para permitir que se retome la actividad industrial en más de diez sectores, un universo que incluye 1.060 plantas que emplean a unos 200 mil trabajadores en todo el país.

Se trata de empresas que pidieron ser exceptuadas y que, tras un análisis de riesgos sanitarios, el gobierno decidió autorizar. Ese paquete de aperturas incluye, en la primera etapa, automotrices, indumentarias, calzado y cuero, caucho, plásticos y químicos, papeleras y, tabacaleras,entre otros.

La lista de 1.060 empresas, con su ubicación y la cantidad de empleados, está en la mesa de Fernández y será incluída en las excepciones que luego deberán contar con el OK de cada provincia. No parece, dicen en Gobierno, un problema: la mayoría de los gobernadores pidió reactivar los sectores que se liberarán.

El gobierno nacional se reserva, de todos modos, el "superpoder" para anular esas aperturas en caso que se complique la situación epidemiológica.

"Las industrias pueden acomodar horarios y turnos, y sobre todo pueden manejar los traslados de manera grupal o individual. El comercio es imposible de predecir: en un local trabajan 3 personas pero no se puede saber cuántos clientes van a ir", detalla una fuente del Gobierno a Clarín.