En un barco, sin distanciamiento y con amigos. Esa es la escena difundida en redes sociales en la que se ve a Gustavo Lopardo, infectólogo asesor de Alberto Fernández, rompiendo presuntamente todas las normativas de seguridad impuestas durante la pandemia de coronavirus, y que generó indignación en las redes.

La foto fue compartida por un usuario de Twitter arrobando al presidente, en una publicación que se complementaba con un desgargo: “Nuestros hijos no van al colegio porque la situación es crítica, pero el infectólogo que asesora al presidente #GustavoLopardo la pasó bomba este fin de semana. Un poco de coherencia”.

Tweet de Bárbara Blousson

En ella se ve a once personas, todas adultas, posando sonrientes sobre una embarcación que según Lopardo fue vendida durante 2019, lo que daría cuenta de que la imagen no es reciente.

“Ese barco era mío, lo vendí la primera semana de diciembre de 2019, cuando empezaba el coronavirus en el mundo. Es de hace muchísimo la foto, no puedo decir con precisión cuándo fue tomada, pero es de hace mucho”, aseguró el infectólogo en diálogo con Infobae.

En base a sus dichos un amigo personal subió recientemente la imagen a su cuenta de Instagram “por un tema afectivo y personal”, lo que prestó a la confusión de los usuarios.

“Yo ni siquiera tengo Instagram, pero sé que una persona de mi entorno la subió en estos días para recordar ese día, y alguien la recortó”, señaló.

En ese sentido, y buscando una justificación a por qué alguien utilizó esa publicación para criticarlo, apuntó a que "en las redes lo dijeron clarito: ‘Es asesor presidencial, los chicos no van al colegio y él pasa así el día…’”.

“No puedo decir la fecha con precisión porque salgo mucho a navegar… Pero esa foto es de antes de diciembre de 2019”, concluyó su descargo.