BUENOS AIRES - Desde mañana sábado y hasta el 21de mayo regirán restricciones dispuestas por el presidente Alberto Fernández a partir de otro decreto de necesidad y urgencia (DNU), que tendrán impacto en la vida económica y social de la población.

Las medidas principales que incluye el nuevo DNU para luchar contra la pandemia durante las próximas tres semanas son las siguientes:

Educación: el Gobierno decidió que siga suspendido el dictado de clases presenciales en todos los niveles en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, como rige desde hace 10 días. Esto abre una incógnita a raíz de lo que pasará en territorio porteño, donde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta mantuvo abiertas las escuelas, amparado en un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la ciudad. La Corte Suprema tiene sobre la mesa un inminente fallo para resolver la cuestión. Larreta pretende que solo los alumnos secundarios pasen a modalidad virtual. “Retomaremos la presencialidad cuando los indicadores sanitarios lo recomienden”, dijo Fernández.

Circulación nocturna: se mantendrá la prohibición de circulación entre las 20 y las 6 en el AMBA, con la excepción de los trabajadores considerados esenciales. “Buscamos mantener la actividad económica en funcionamiento la mayor cantidad de tiempo posible, pero nunca olvidemos que el virus contagia todo el día”, dijo Fernández. En las zonas del país donde hay menor propagación del virus, el virtual “toque de queda” regirá entre las 0 y las 6.

Gastronomía: en el área metropolitana, los bares y restaurantes solo podrán atender en mesas en la calle. Deben cerrar a más tardar a las 19, una hora menos que hasta ahora. Después de ese momento, solo podrán atender en modalidad de delivery o “take away”. En las provincias o zonas menos afectadas por el Covid-19 el funcionamiento será hasta las 23, con protocolos estrictos de aforo en el interior de los locales.

Comercios: en las zonas de alta circulación viral, como el AMBA, los negocios no esenciales tendrán un horario restringido entre las 6 y las 19. Los shoppings y centros comerciales tienen prohibido abrir.

Deportes: se prohíben en lugares cerrados (gimnasios, canchas techadas) y se estableció que al aire libre tampoco se podrá practicarlos en grupo en las zonas consideradas de alta circulación viral. En las zonas de menor circulación viral, se limita a 10 personas la práctica de estas actividades bajo techo.

Reuniones sociales: las actividades sociales en domicilios particulares quedan suspendidas en todo el país, con la única excepción de visitas para la asistencia de personas que requieran cuidados especiales. Cuando sea al aire libre, en espacios públicos, solo se permitirán encuentros de hasta 10 personas.

Transporte público: en el AMBA solo podrán usar colectivos, trenes y subtes aquellas personas que se dedican a actividades consideradas esenciales.

Activdades culturales y religiosas: se establece un aforo de 30% para eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos, cines, teatros, clubes, centros culturales y afines en las zonas con baja circulación viral. En la Capital y el conurbano, y otras áreas muy golpeadas por el virus, quedan canceladas del todo.

LAS CUATRO ZONAS

Según informó, a partir del nuevo decreto de necesidad y urgencia que comenzará a regir mañana, el país quedará dividido en cuatro zonas en virtud del riesgo epidemiológico y sanitario: bajo, medio, alto y alarma. Estará vigente durante tres semanas, hasta el 21 de mayo.

“En aquellas zonas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario, es facultad y responsabilidad de los gobiernos locales adoptar en forma temprana medidas adicionales que disminuyan la circulación para prevenir los contagios”, introdujo.

“En aquellas zonas de alto riesgo epidemiológico y sanitario, es decir, lugares donde hay una alta proporción de contagios o que ellos están aumentando muy velozmente, se establece suspender actividades sociales en domicilios particulares, reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 10 personas, casinos y discotecas. Los bares y restaurantes funcionarán hasta las 23. Y no se podrá circular entre 0 y las 06.00 de la mañana de cada día”, informó.

En las zonas de alarma epidemiológica y sanitaria, regirán las restricciones más duras porque allí -explicó- el sistema de salud está en tensión y la proporción de casos en la población es muy alto.