RAWSON (ADNSUR) - El titular del Instituto de Seguridad Social y Seguros, Miguel Arnaudo, trazó un crudo panorama de los números actuales de la caja de jubilaciones de la provincia del Chubut, y remarcó que entre lo que se recauda y lo que se paga a los pasivos, hay un déficit del orden del 10 %. Dijo que esta cifra es creciente e “irreversible”, por lo que -si se pretende que la caja no explote y pase a manos nacionales- hará falta un acuerdo general entre la dirigencia política y gremial para modificar las actuales reglas de juego.

En declaraciones realizadas al programa “Sin Hilo”, que se emite por Trelew TV, el funcionario chubutense aseguró que “se puede verificar en la página de Cofepres (Consejo Federal de Previsión Social), que en Chubut tenemos el haber medio previsional más alto del país, que es superior a los $90.000. En el Portal en ‘Transparencia, se puede verificar los datos de todas las Cajas y el haber medio previsional de cada una de ellas, las tasas de aportes y otros datos que están en esa página”.

Según explicó el titular del ISSyS, “hoy el sistema está completamente dado vuelta. Los aportes y las contribuciones junto a los déficits establecidos en la Ley que deben ser soportados por la Tesorería General de la Provincia o Rentas Generales, no alcanzan para cubrir la totalidad de los beneficios del sistema. Desde el 2017 hasta ahora, la provincia está integrando más fondos de los que genera el propio sistema. O sea que se está cubriendo un ‘bache’. Es un porcentaje creciente entre un 5% y 10% fuera de lo que genera el propio sistema”.

Detalló a continuación que “la Ley actual contempla que el régimen policial, docentes transferidos, ex constituyentes y amas de casa sean cubiertos por Rentas Generales. Los déficits generados por otros subsistemas, como docentes, Vialidad, Banco del Chubut, no están contemplados que se cubran por Rentas Generales, con lo cual toda la masa de aportantes, es decir trabajadores municipales y de todos los estamentos del Estado, solventan ese déficit”.

Remarcó Arnaudo que “un caso típico es el del Banco del Chubut que para el balance del 2019, tiene un déficit de 230 millones de pesos generado al sistema previsional. Es decir que en la caja de jubilaciones, los aportes de los empleados bancarios y las contribuciones patronales que aporta el Banco no alcanzan a cubrir los beneficios previsionales de los jubilados bancarios. En el 2019, generó un déficit de 237 millones de pesos”.

Por estas razones, señaló que “a futuro, el déficit es creciente e irreversible con estos parámetros que tiene nuestro sistema previsional”. Y respecto a la solución, dijo que “los parámetros se pueden corregir por una cuestión política” y detalló que son cinco variables para tocar: “la edad para jubilarse, los años de aportes, las tasas de aportes y contribuciones, la determinación del haber inicial y la movilidad del haber jubilatorio”.

Miguel Arnaudo en Sin Hilo

De estas cinco opciones debe salir la solución, y sostuvo que según su visión, “hay consenso en que hay que cuidar la ‘Caja de Previsión’ y ningún chubutense quiere que la Caja vaya a parar a Nación. Si queremos que el sistema permanezca ‘sano’, habrá que ir monitoreándolo”, por lo que bregó para que en breve todos los actores se sienten a la mesa para buscar una salida.

DEUDA

Respecto al estado financiero del Instituto, Arnaudo se refirió a la deuda que provincia y Municipios mantienen con el sistema previsional chubutense. Dijo que “los aportes y contribuciones de los municipios al sistema previsional y al de Obra Social se retienen directamente de la coparticipación. La Ley prevé 2 sistemas: el sistema para los municipios se manda a retener, con lo cual no hay deuda en ese sentido salvo aquellos municipios en los que pueda haber algún caso en el que estructuralmente  no alcance con esos fondos a cubrir el total global mensual”.

A nivel municipal, sostuvo que “no hay deuda de arrastre porque se han ido solucionando en el tiempo. Recordemos el municipio de Puerto Madryn con los terrenos en su momento. También, hubo casos con los municipios de Rada Tilly y Rawson. Hay algunos municipios que –por algunas cuestiones estructurales- no alcanza con la coparticipación a integrar todos los aportes y contribuciones”.

En cambio, admitió que “el porcentaje más alto de la deuda es del Gobierno provincial en concepto de intereses. Cuando se paga tarde, eso genera intereses que a su vez se van actualizando. Nosotros tenemos en la caja un actuario que realiza una evaluación actuarial de la Caja de Previsión y también le encargamos que todos los años nos hagan una valuación de lo que se denomina la ‘deuda histórica’ para poder tener ese valor actualizado con uno de los parámetros que establece la Ley”. 

Respecto a lo que se conoce como la ‘deuda histórica’, explicó que “se genera porque hace muchos años la provincia no depositaba en el Instituto la totalidad de los aportes y las contribuciones que correspondían al sistema. En ese momento, sin depositar eso, igual alcanzaba para cubrir todos los beneficios previsionales”, pero como no se depositaron todos esos fondos en tiempo y forma “se generó esa deuda” que se va actualizando todos los años con los intereses.