RAWSON (ADNSUR) - En la primera reunión como nuevo secretario General de Gobierno, Andrés Meiszner le ofreció al intendente de Corcovado, Ariel Molina, ser su mano derecha como subsecretario de Relaciones Institucionales,  en un cargo de mucho contenido político en la relación especialmente con cada uno de los intendentes, pero también con los distintos actores políticos de toda la provincia.

El intendente habló con ADNSUR y confirmó que el ofrecimiento le interesa y que el acuerdo está prácticamente cerrado, pero que para tomar una decisión tiene que hablar primero dentro del municipio que conduce, con su equipo de gobierno y el Concejo Deliberante, para consensuar los pasos a seguir, que seguramente demandará el pedido de una licencia.

Ya habíamos anticipado el último domingo que el "Tapado" es muy buen visto dentro del gabinete como un intendente que ha salido a respaldar la gestión,  y que con el aval de una reelección  con un amplio triunfo el año pasado, cuenta con un capital político que le da margen para sentarse a hablar con sus pares de los municipios de toda la provincia,  para ser el nexo ante los planteos y necesidades que puedan surgir, de acuerdo a lo hablado con Meiszner esta mañana. El objetivo es que se convierta en su mano derecha, que trabaje a su lado en la nueva función de ese área de coordinación con cada una de las áreas del gabinete y también con los intendentes y concejales de las distintas localidades.

Molina llegó a la política en 2015 de la mano del precandidato a gobernador del PRO, Ricardo Irianni, logrando el triunfo como intendente de Corcovado.  Luego de su alejamiento de Cambiemos, se sumó a la propuesta de Chubut al Frente, y fue reelecto por amplio margen en 2019.