COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El intendente Carlos Linares se refirió a la suspensión de la sesión en la Legislatura Provincial ayer jueves debido a una amenaza de bomba y consideró que hubo zona liberada.

"Fue un escándalo increíble porque le dijeron a los diputados que desalojen la Legislatura por una bomba y al lado hay una estación de servicio que estaba descargando combustible. El camión siguió descargando combustible y a la Legislatura la desalojaron, así que claramente es un acto político de muy baja calaña". 

 

"Están llegando a límites insospechados", disparó el intendente y agregó que "cuando uno pensaba que había visto todo, sin dudas tenemos mucho más para ver".

En diálogo con La Cien Punto Uno consideró que la zona estuvo "liberada" ya que cuando comenzó la sesión "estaba la guarda correspondiente, al rato ya no había más nadie y al rato hubo un llamado anónimo diciendo que habían explosivos colocados, pero todo el mundo sabía que no había nada".

Ésta "no es la provincia que queremos. Hay gente que todavía no entiende nada y que este Gobierno Provincial no tiene piso para caer".