CAPITAL FEDERAL - El gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial este jueves por la mañana los decretos que confirman el desplazamiento de tres jueces que habían investigado a la vicepresidenta Cristina Kirchner y a otros ex funcionarios en casos de corrupción.

El Poder Ejecutivo dispuso dejar sin efecto los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli a sus tribunales de Comodoro Py, tal como aprobó el Senado este miércoles.

Ahora deberán volver a sus cargos anteriores: Bruglia al Tribunal Oral Federal 4 de Comodoro Py, Bertuzzi al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata y Castelli al Tribunal Oral Federal 3 de San Martín.

Bruglia y Bertuzzi, desde la Cámara Federal, confirmaron el procesamiento de Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos de la corrupción.

Según detalló Infobae, los magistrados tienen causas en la Corte Suprema de Justicia de la Nación en las que reclaman continuar en sus cargos. Alegan que sus traslados se hicieron cumpliendo con la normativa vigente, que una acordada de la Corte Suprema avaló que no debían ir al Senado y que tienen derechos adquiridos que solo pueden ser revisados por un fallo judicial.

Los decretos aclaran que las decisiones que los jueces tomaron en sus cargos no se pueden revisar. “La validez de los actos cumplidos de acuerdo a la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, dicen los textos.

Los tres decretos -750, 751 y 752- tienen el mismo texto para los jueces, el cual señala que sus nombramientos a sus actuales cargos -Bruglia y Bertuzzi a la Cámara Federal y Castelli al Tribunal Oral Federal 7- se hicieron sin el acuerdo del Senado de la Nación y que ayer miércoles la cámara alta los rechazó.

"Que la facultad de prestar acuerdo para la designación de los magistrados inferiores de la Nación le está reservada por la Constitución Nacional al HONORABLE SENADO DE LA NACIÓN, destacándose su intervención en el proceso complejo (inter órganos). En tal inteligencia, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN en la Acordada N° 4/18 señaló como ya lo había subrayado en los preceptos Rosza y Uriarte, “… que al exigir el dictado de un acto complejo en el cual debe concurrir la voluntad del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, la Constitución procura un imprescindible equilibrio político en la medida en que el acuerdo del Senado constituye `un excelente freno sobre el posible favoritismo presidencial´ y también entraña el propósito de obtener las designaciones mejor logradas…”, sostienen los decretos.

Bruglia, Bertuzzi y Castelli hicieron per saltum ante el máximo tribunal que todavía no tomó una decisión. Y los jueces volverán a hacer presentaciones. Castelli la realizó apenas unas horas después de la decisión del Senado. “Dicha circunstancia no hace más que comprobar, a mi juicio y una vez más, el peligro en la demora ya invocado, que justifica largamente la urgencia de la intervención de ese Alto Tribunal”, sostuvo y le pidió a la Corte Suprema que intervenga.

“El Poder Ejecutivo de la Nación acaba de consumar un acto ilegal y de suma gravedad institucional que en su momento deberá ser cuidadosamente analizado desde distintas aristas jurídicas, al igual que todos los actos de procedimiento y maniobras previas a su dictado”, sostuvieron Bruglia y Bertuzzi.

Los camaristas le pidieron a la Corte Suprema que les de certeza sobre su “actividad jurisdiccional”, sobre dónde deben cumplir funciones. Los magistrados explicaron que el decreto los quita de la Cámara Federal pero que a los tribunales orales que deben volver hay jueces subrogantes y hablaron de una “incierta situación laboral”.

“Por ello, sin renunciar al ejercicio de nuestros derechos gravemente lesionados, solicitamos al señor presidente y a los señores ministros que, en atención a las facultades constitucionales que reviste la Corte Suprema de Justicia de la Nación, incluida la de superintendencia, disponga en relación a los suscriptos aquellas medidas necesarias y apropiadas con respecto a nuestros destinos funcionales, hasta tanto esa Corte resuelva de manera definitiva los reclamos judiciales en torno a la cuestión de la validez de los traslados”, le pidieron a la Corte y hasta la posibilidad de que les den una licencia extraordinaria.

Castelli hizo una presentación similar. Explicó que debe regresar a un tribunal que tiene un juez suplente y que en el que se encuentra actualmente tiene causas en trámite. Puso como ejemplo que mañana debe firmar los fundamentos de una sentencia. “En función de ello, solicito se sirva establecer qué lugar el suscripto debe presar funciones jurisdiccionales en su carácter de juez federal”, le preguntó a la Corte.

En una segunda presentación ante el máximo tribunal, el juez le informó al máximo tribunal de la publicación del decreto y le pidió la “urgente” resolución de su causa judicial.

Fuente: Infobae