La iniciativa propone la modificación de la Resolución 203/13 de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a fin de que las aerolíneas deban gestionar el medio alternativo más rápido posible para trasladar a los pasajeros al destino prefijado en el ticket original en los casos donde por cuestiones meteorológicas, cambio de ruta u horario el viaje fuera interrumpido y desviado a otro sitio.

Dicha resolución suprimió las circunstancias meteorológicas en relación a la debida protección de los derechos de los pasajeros, motivo por el cual “es necesario subsanar este retroceso que coloca a los ciudadanos en una marcada desigualdad frente al reclamo que pudieran realizar ante fenómenos meteorológicos que causaren inconvenientes en el servicio aerocomercial”.

En la práctica se han dado situaciones de pasajeros que han debido aterrizar en otro aeropuerto por razones meteorológicas y la empresa invocando la Resolución 203/13 les ofrece retornar a su lugar de origen pero no transportarlos hasta el lugar de destino, con lo que claramente la norma disminuye notoriamente la protección reconocida a los usuarios. Del mismo modo, se han cancelado otros servicios incidentales que las empresas estaban obligadas a cubrir como comunicación telefónica, comidas y refrigerios, alojamiento y transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.

“En los últimos años el servicio aéreo de pasajeros se ha incrementado significativamente en la Argentina, y desde que se expropió Aerolíneas Argentinas se mejoró sustancialmente el servicio con renovación de la flota, incremento de frecuencias y rutas, cumplimiento de horarios y calidad general de las prestaciones, sin perjuicio de lo cual en el aspecto al que hago referencia en el proyecto entiendo que se produjo una involución, afectando con ello el derecho de los pasajeros que como usuarios deben ser protegidos”, puntualizó Pais.

Al respecto, el senador comodorense remarcó a El Diario de Madryn que “sin dudas constituye un rol esencial del Estado amparar a los consumidores en general y a los usuario del transporte aéreo en particular, en especial a aquellos que ya han iniciado su viaje y su destino inmediato se encuentra en manos del prestador del servicio, por lo que se vuelve pertinente que el prestador prevea todo tipo de contingencia posible, incluso las meteorológicas”.