Este miércoles una situación en una Estación de Servicio tomó gran dimensión y podría haber ocasionado un desastre. Una moto se incendió a solo un metro de un surtidor, tan solo unos segundos después de que su conductor le cargue nafta.

Por fortuna, el playero logró apagar las llamas con un extintor justo a tiempo, ya que en las cámaras de seguridad del lugar quedó registrado un error que no pasó a mayores, ocurrió cuando el dueño del vehículo atinó a tirarle agua de un bidón, lo que podría haber empeorado la situación y extendido el siniestro.

El hecho ocurrió cerca de las 7 de la mañana de este miércoles cuando un hombre llegó a la estación de servicio de la calle Laurencena de Paraná y fue registrado por una cámara de seguridad del lugar. En las imágenes se puede ver cómo el conductor ingresó a la playa del lugar a las 7.16.

Luego de que el playero cargó el combustible en la moto, su dueño se sentó en la moto, encendiendo el motor e inmediatamente el vehículo comienza a prenderse fuego. El peligro y la cercanía a que ocurriera una desgracia era inminente ya que la moto se encontraba a solo un metro del surtidor.

El empleado de la estación al ver lo que ocurría fue inmediatamente a agarrar el extintor y comenzó a rociar la moto ante la mirada del conductor que cuando reacciona comete el error de agarrar un bidón de agua y tirarle su contenido a las llamas. Por suerte, el siniestro fue sofocado. “Solo se apagó el incendio. Hay muchos vehículos que están en malas condiciones”, dijeron los responsables de la estación de servicio al medio local El Once. El jefe de la departamental de Policía, Raúl Menescardi, señaló a ese medio que la situación fue rápidamente controlada y que no hubo lesionados.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!