COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En horas de la tarde de este lunes, se dio aviso sobre una descarga eléctrica sobre un nene de 9 años, que se encontraba jugando en la vía pública con otros menores en barrio Stella Maris.

Allí, mientras se entretenía en la calle, trepó por un paredón y se sostuvo del pilar de luz, confeccionado clandestinamente, el cual lanzó descargas contra la humanidad del niño.

Este cayó tendido al suelo, quedando inconsciente. Por tal motivo, inmediatamente lo asistió un vecino, quien le practicó maniobras de RCP, logrando que reaccione.

Al lugar asistió ambulancia médica del 107, a cargo de la Dra. Ache, quien trasladó al menor al nosocomio local, donde se encuentra internado en observación. Se solicitó personal de SCPL, quienes tomaron el reclamo.

La vivienda con conexiones clandestinas, situada en calle Código al 957,  se encuentra sin moradores. Los vecinos mencionaron desconocer el nombre del propietario, pero informaron el mismo se encontraría de vacaciones en la ciudad de Puerto Madryn.