Un manifestante de ATE Verde y Blanca sacó un arma y comenzó a disparar a empleados, periodistas y vecinos en medio de una protesta de ATE Verde y Blanca en la ciudad de San Martín de los Andes en Neuquén.

A raíz de los disparos, una empleada municipal resultó herida de bala y tuvo que ser internada.

Tweet de 6ladosnoticias

El reclamo principal de la marcha tenía que ver con el pago del medio aguinaldo para una dirigente gremial de ATE. Luego de un enfrentamiento entre facciones de la misma organización, la mujer terminó llevándose la peor parte.

El hecho había comenzado con piedrazos a los vidrios del edificio, gritos y cánticos, pero la situación no terminó pacíficamente. Esto llevó a la pelea entre ambas partes y a parte de los disparos hubo palazos y piñas.

Un manifestante de ATE comenzó a disparar en medio de una protesta y quedó todo filmado

En el video se puede ver como el hombre aparece corriendo con un arma y dispara sin impunidad alguna a todas las personas a las que se cruza, luego se va corriendo a otro sector de la plaza donde se movilizaba.

Horas más tarde se confirmó que una mujer empleada municipal recibió un tiro en la cadera y que, luego de ser compensada, deberá ser operada en el hospital local.  Pasado el mediodía, Sebastián González, Ministro Jefe de Gabinete del Gobierno de la Provincia del Neuquén repudió la escalada de violencia y confirmó que tres personas fueron detenidas, "entre ellas el presunto autor de los disparos".

Un manifestante de ATE comenzó a disparar en medio de una protesta y quedó todo filmado

Tal como cuenta el sitio LM Nequén, el conflicto comenzó el pasado 26 de julio, cuando el sindicato presentó una denuncia y un pedido de reunión a la ministra de las Mujeres y Diversidad, María Eugenia Ferraresso, ante la supuesta persecución que existe sobre la trabajadora municipal "a la que le fue retenido el medio aguinaldo por su militancia gremial y su condición de mujer", según señalaron desde el sindicato.

Ante la falta de respuestas, el gremio de estatales convocó a manifestantes de otras ciudades de la provincia para manifestarse frente a la Municipalidad y exigir el pago de los haberes de la dirigente.

Fue allí que desde la parte trasera de la Municipalidad apareció un grupo de personas con palos y martillos. "Ahí empezó la trifulca. Empezaron a pegar a todo el mundo. Nos decían que nos volvamos a Neuquén, nos insultaban. La policía no hizo nada", manifestó una de las mujeres al diario Río Negro que los calificó como "la patota del intendente".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!