RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - En la madrugada del domingo, un joven de 17 años de edad  fue demorado por personal policial de Río Gallegos, luego de que un vecino lograra que deje de patear a su novia en la calle.

El violento hecho ocurrió en una casa del barrio 213 Viviendas, cuando cerca de las cinco de la madrugada -donde compartían unas bebidas- el menor de años comenzó a discutir con su novia de 18 y decidió echarla. Como la joven no quería retirarse, debió intervenir la madre del agresor para invitarla a retirarse.

A los minutos, el joven decidió acompañar a la chica a su casa, pero cuando estaban a pocos metros comenzaron a discutir. Él la tiró al piso y comenzó a patearla. Por los gritos, un vecino salió a ver qué sucedía y, luego de llamar a la Policía, decidió intervenir para que dejara de golpearla.

Intervino el personal de la Comisaría Segunda, que encontró al joven a unas cuadras del lugar, antes de que ingresara nuevamente a su casa. Fue trasladado a la seccional para ser identificado, indicó La Opinión Austral.

La joven decidió no radicar la denuncia, por lo que los efectivos se trasladaron hacia su casa y la llevaron a la Comisaría de la Mujer. Y como el agresor es un menor de edad debió intervenir el Juzgado Penal Juvenil, a cargo de Fernando Zanetta, quien ordenó que el joven fuera entregado a sus padres.