Una mujer debió ser asistida por la policía y por personal de salud de Trevelín en las últimas horas, luego de perder el control de su auto y terminar colgando de un canal.

El hecho ocurrió durante la tarde del miércoles, cuando la conductora circulaba por una de las avenidas de la localidad y tras presuntamente confundir el freno con el acelerador impactó contra el cordón para luego quedar suspendida sobre el guardarrail.

Al escuchar el fuerte ruido generado por el choque los vecinos salieron de sus casas y alertaron sobre la situación a la policía y el personal de Salud, que trasladó a la protagonista del hecho hacia el Hospital Zonal de Esquel para un chequeo luego de que aludiera fuertes dolores cervicales.

En base a los dichos de la mujer venía circulando por Primera Junta cuando ante un descuido confundió los pedales del vehículo, y tras un fuerte volantazo dirigió su vehículo hacia el lugar del accidente.