Tras jugar un partido de fútbol en la localidad de Puerto Madryn, el hombre de 35 años de edad decidió quedarse un rato a tomar algo con los compañeros con los que había compartido el alquiler de la cancha, compartiendo el llamado "tercer tiempo"

Después cada uno se volvió a sus casas. Pero, este hombre no llegó muy lejos. En la madrugada, la policía lo encontró sentado dentro de su auto, estacionado en contramano, según informó La Opinión Austral.

Al preguntarle por su nombre y su domicilio, no pudo responder; y comentó que había ido a jugar al fútbol, tomó alcohol y estaba perdido.

Fue demorado y trasladado a la Comisaría Cuarta de Madryn. Su auto, un Ford Focus, terminó secuestrado.