TRELEW - El espectacular y violento accidente sucedió este viernes al mediodía en el acceso sudeste de la ciudad y su único protagonista; un hombre de entre 40 y 50 años, debió ser trasladado al hospital.

Los bomberos tuvieron que destruirle el coche para sacarlo del habitáculo.

Según testigos, el automovilista circulaba de norte a sur, en dirección a la rotonda en la que confluyen las rutas 3 y 7, cuando despistó y tras dar al menos dos tumbos quedó a unos 30 metros del asfalto. Fuente: Radio 3