CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ex ministro de Planificación Federal declara por primera vez en el juicio por la tragedia de Once, tras pedir una ampliación de su indagatoria. Julio De Vido hablará por videoconferencia desde el penal federal de Marcos Paz, donde se encuentra preso desde el año pasado.

De Vido está acusado de los delitos de estrago culposo agravado y administración fraudulenta al igual que el exjefe de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos Gustavo Simeonoff.

El juicio por la tragedia que dejó 51 muertos arrancó el 27 de septiembre del año pasado. Los alegatos comenzarán a fin de mes comenzarán y a principios de septiembre se conocerá la sentencia, a cargo del Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Íñiguez.

Será la primera vez que De Vido declare en el juicio, después de su negativa inicial a brindar su testimonio. Según detalló TN, el exfuncionario K lo hará por videoconferencia desde el penal federal de Marcos Paz, donde está detenido en la causa por malversación de fondos por $ 26.000 millones y desvío de $ 265 millones destinados a obras de refacción de la mina carbonífera Río Turbio.

Tragedia de Once: Julio De Vido declara por primera vez

El ex ministro de Planificación Federal sólo estuvo en las dos primeras audiencia del proceso, cuando todavía estaba libre.

María Luján Rey, la mame de Lucas Menghini Rey, una de las víctimas de la tragedia de Once, explicó que De Vido va a declarar "por propia voluntad y sin obligación de decir verdad" y cuestionó que el exfuncionario "no contestará preguntas de ninguna de las partes ( Tribunal, querellas o Fiscalía) demostrando, una vez más, que no le interesa esclarecer los hechos".

En el primer juicio por el choque del Sarmiento, el 29 de diciembre de 2015 el Tribunal Oral Federal 2 condenó a 21 de los 28 acusados y castigó con la pena más alta a Claudio Cirigliano, extitular de la empresa concesionaria TBA, quien recibió nueve años de prisión por estafa y administración fraudulenta contra el Estado.

El exsecretario de Transporte Ricardo Jaime fue sentenciado a cinco años de prisión y su sucesor Juan Pablo Schiavi a ocho años, mientras que el maquinista de la formación accidentada, Marcos Córdoba, recibió tres años y medio.

El tribunal ordenó investigar a De Vido en ese juicio por su responsabilidad en el control del transporte durante el gobierno kirchnerista, y a Simeonoff.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!