COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido y hallado muerto en Chubut en septiembre pasado, participó este martes de una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones en donde se analizó la decisión del juez federal Gustavo Lleral sobre la destrucción de las grabaciones obtenidas de sus teléfonos que había solicitado el anterior juez de la causa, Guido Otranto. Dijo que esperan que lo que se dictamine sea “justo” y sostuvo que las escuchas fueron “ilegales”. Reclamó “un grupo de expertos independientes”. La resolución está demorada. Se pasó a un cuarto intermedio.  Mirá el video de ADNSURTeVé

“Esperamos que sea justo, lo que corresponde”, manifestó y consideró que las escuchas fueron “ilegales” porque “al juez Otranto lo recusaron y el mismo día intervino mi teléfono cuando nunca me tomó declaración ni me llamó. ¿Por qué no intervino los teléfonos a los que participaron de la represión? Al contrario, se los sacaron para preservarlos y que no tuvieran inconsistencias entre ellos”, cuestionó.

Afirmó que tuvo denuncias de muerte y añadió: “Tengo una causa por espionaje también. Ya me presenté como testigo en su momento. No dije lo de las amenazas de muerte sino lo del seguimiento”.

En contacto con La Cien Punto Uno, afirmó que la carátula de la causa sigue siendo la desaparición. “Eso lo consideró el juez y ya van dos veces que rechaza el pedido del Gobierno de que se cambie la carátula porque no hay nada que diga lo contrario. La autopsia creó más dudas de dónde estuvo Santiago esos 78 días”.

Se demora resolución de la Cámara sobre escuchas al hermano de Maldonado

En relación con la hipótesis de que plantaron el cuerpo en el lugar, sostuvo: “no lo digo por un capricho. Yo estuve ahí y el cuerpo no estaba. No lo encontraron los 400 efectivos que fueron con Otranto el 18 de septiembre ni el 5 ni el 16 de agosto”. Cuestionó que el cuerpo apareció “a 8 metros de la costa del río en un lugar por donde pasaron y no había nada y la autopsia no puede determinar ni cómo ni cuándo ni dónde murió.

“Todo lo que hay lleva a que no estuvo ahí todos esos días”, especificó Sergio Maldonado.

Dijo que esperan que “se dictamine lo que dijo el Juez Lleral de pedir la nulidad y lo que pedimos es un grupo de expertos independientes porque todo lo que se está dando es una muestra de que nada funciona”.

A modo de ejemplo cuestionó que “el médico forense filtró la foto del cuerpo en la morgue, un juez que en vez de investigar a quienes estaban en la desaparición de Santiago me investiga a mí, una fiscal que hace lo mismo, la secretaria de la fiscal que es la pareja del juez Otranto, otro tribunal que rechazaba el año pasado la causa de espionaje para pasársela a Otranto que era el mismo que me estaba escuchando el teléfono. Este mismo tribunal aparta a Otranto por prejuzgar”.

“Todos prejuzgamos; vivimos en el mundo del prejuzgar, no en el mundo de la justicia”, lamentó el hermano de Santiago Maldonado.

La causa llegó a la Cámara Federal tras la resolución del juez federal en lo penal de Rawson, Gustavo Lleral, quien declaró la nulidad de las intervenciones a los teléfonos de Sergio Maldonado, Ariel Garzi (amigo de Santiago), Claudina Pilquiman y Marcela Anarda Stocovaz, informó LU20.

Esas intervenciones habían sido ordenadas por el anterior juez de la causa, Guido Otranto, quien requirió la medida a través de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado.

Lleral argumentó que se está frente a una clara violación a la intimidad de personas que no estaban señaladas en ningún delito.

La resolución fue recurrida por la fiscal Silvina Ávila, quien solicitó que no sean destruidos los resultados de las escuchas, ya que podrían demostrar cómo se gestó una operación destinada a entorpecer y desviar el trabajo de la justicia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!