RIO GALLEGOS - Un incidente insólito ocurrió este jueves en una vivienda del barrio San Benito, en la capital santacruceña: una mujer descubrió que un hombre había irrumpido en su hogar y se había quedado dormido.

Como si del cuento de "Ricitos de Oro" se tratara, al regresar a la vivienda la dueña encontró al hombre durmiendo en una de las habitaciones. Una rápida revisión en la casa evidenciaba que el sujeto había entrado por una ventana, tras romper los vidrios, reseña Tiempo Sur.

Por supuesto, la mujer dio aviso a las autoridades policiales, que al llegar lo despertaron y lo trasladaron a una comisaría, donde se le inició una causa por daño por la ventana que rompió.