COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En horas de la mañana del viernes se conoció la resolución de la jueza penal respecto al planteo de juicio abreviado realizado el pasado 28 de octubre que tiene como condenados a Jonathan Liempis y Daniel Recarey por robo doblemente agravado. Así la jueza penal homologó el acuerdo abreviado presentado, condenando a Liempis a la pena de siete años y tres meses de prisión efectivos y a Recarey a la pena de tres años y cuatro meses de prisión efectivos.

La jueza penal que intervino en el acuerdo abreviado fue Gladys Olavarría; por el Ministerio Público Fiscal asistió Adrián Cabral, fiscal general; en tanto que la defensa de ambos imputados fue ejercida por Ariel Quiroga, abogado adjunto de la Defensa Pública.

El pasado viernes 28 de octubre el fiscal hizo mención a la propuesta de un juicio abreviado donde ambos imputados, Liempis y Recarey, aceptaron voluntariamente las circunstancias de tiempo modo y lugar, como también su autoría en los hechos que se les imputan.

El día 13 de junio de 2.016 siendo, aproximadamente las 08:30 horas, en circunstancias en las que la víctima, se encontraba durmiendo en su domicilio sito en el barrio Abel Amaya de esta ciudad, junto a su mujer y cuatro de sus hijos, luego de haber dejado en la escuela a una de sus hijas. Jonathan Gustavo Liempis ingresó previo romper la ventana ubicada en la cocina comedor y sustrajo un televisor Led de 49 pulgadas marca LG, siendo aguardado afuera del domicilio por Daniel Oscar Recarey quien conducía el rodado marca Renault, modelo 19, color gris. Dicha circunstancia fue advertida por la víctima, quien al despertarse se dirigió al comedor y observó el momento en el cual Jonathan Liempis le entregaba el televisor a un sujeto de sexo masculino, que se encontraba afuera de la casa, que hasta el momento no ha sido identificado y al intentar agarrarlo. Jonathan Liempis extrajo un arma de fuego con tambor, de color negro, le manifestó “quédate quieto o te meto un cuetazo” y efectuó un disparo que impactó en el techo y luego en la pared, dándose a la fuga a bordo del rodado marca Renault, conducido por Daniel Recarey llevando consigo el televisor sustraído.

El hecho fue calificado jurídicamente para Recarey como “robo agravado por ser cometido con el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario”, quien aceptó una pena de tres años y cuatro meses de prisión de cumplimiento efectivo. En tanto que registra una sentencia condenatoria se solicitó su declaración de reincidencia por primera vez.

Respecto de Liempis, la calificación legal fue de “robo agravado por ser cometido con el uso de arma de fuego, en calidad de autor”; aceptando una pena única de 7 años y tres meses de prisión efectivos.

Finalmente, Cabral solicitó se transforme la prisión preventiva que vienen cumpliendo ambos imputados en cumplimiento de pena efectivo.