PUERTO DESEADO (ADNSUR) - Tras una jornada de movilizaciones, la justicia imputó a uno de los detenidos por el crimen de un nene de 4 años y la violación de su madre en una playa de esta localidad, mientras paseaban el jueves por la tarde. Fuentes judiciales confirmaron a ADNSUR que el expediente de Omar A. fue caratulado como violación con acceso carnal y participación en en el homicidio del menor. 

Para el domingo se esperaba una segunda rueda de reconocimiento, pero hasta el momento la misma no se realizó por el estado de ánimo de la víctima. María logró ayer reconocer al único imputado por el tono de voz, mientras se espera avanzar con el reconocimiento de un adolescente de 16 años que habría participado de los hechos.

Este domingo se conoció el nombre y el rostro del joven de 24 años que quedó detenido por el el crimen que conmociona a la ciudad de Puerto Deseado y a todo el país. 

Omar A. está detenido desde la medianoche de ayer sábado, cuando el juez Oldemar Villa determinó que quede tras las rejas luego de que María, la mujer violada a la que le mataron a su nene de 4 años (Santino) lo reconociera en la primera etapa de rueda de reconocimiento en el Juzgado de la localidad santacruceña. 


El detenido es oriundo de Deseado, según publicó La Opinión Austral, y en las últimas horas comenzó a difundirse en redes sociales su imagen, generando un repudio masivo de la comunidad tanto hacia él como también al segundo involucrado en el aberrante hecho, quien tiene 16 años. Según detalló el magistrado en conferencia de prensa, ambos delincuentes son amigos.

El juez también informó que el sujeto detenido padece de esquizofrenia, pero que no sería inimputable en esta causa ya que consideró que al momento del delito era consciente de sus hechos.


Este domingo se llevó adelante una nueva y masiva movilización en la ciudad de Puerto Deseado, conmocionada por el brutal crimen. Se trata de otra jornada clave, en la que declarará el adolescente acusado y habrá una posible segunda rueda de reconocimiento en caso de que no confiese el delito.

Fuertes indicaron que O. Alvarado -quien había sido detenido y liberado por el juez- se habría reunido el viernes por la noche con otras personas a tomar vino en la vereda de la denominada "favela" de calles 12 de octubre y Piedrabuena. Una persona alertó a la policía porque habría observado que Alvarado tendria un golpe en un pómulo y aparentemente rasguños en el otro.