Este lunes por la mañana, se llevó adelante en los tribunales penales una nueva jornada de debate por incumplimiento de deberes de funcionario, facilitación de la prostitución y cohecho que tiene como imputados al Comisario retirado Omar Alejandro Pulley, Guillermina Ferreira Almada y Juan Carlos Cuellar Gamboa.

En esta oportunidad, prestaron testimonio dos peritos especializados en Informática Forense, Jorge González y Renzo Vargas, sobre Informes referidos a entrecruzamiento de llamadas de celulares (análisis de la sábana) y extracción de información de celulares secuestrados en el caso. También se escuchó a testigos de descargo como el ex Jefe de la Unidad Regional de Policía, José de la Cruz Castillo.

Para mañana martes se espera continuar con la recepción de testigos propuestos por las defensas.

El ex Jefe de la Unidad Regional recordó que se desempeñó en ese cargo en el año 2013 y que el Comisario Pulley le informó sobre un informante referido al tema drogas y que fue derivado a la División Drogas.

Asimismo, mantuvieron una reunión con un secretario del Juzgado Federal y que éste les trasmitió que ya estaba trabajando en el tema. Recordó inconvenientes con la Secretaría Municipal de Seguridad que estaba a cargo de Carlos Marsó. La relación entre Pulley y Marsó comenzó a complicarse y una vez concurrió junto a Pulley a “una reunión en la Municipalidad para una entrevista con Marsó y casi se van a las manos”.

Marsó fue reemplazado por Antonio Zúñiga. El testigo mencionó que Pulley “con Zuñiga no tenía los inconvenientes que tenía con Marsó”.

El tribunal de debate está compuesto por los jueces penales Mónica García, María Laura Martini y Jorge Odorisio; el Ministerio Público Fiscal está representado por Martín Cárcamo, fiscal general; en tanto que María Cristina Sadino asistió a Cuellar Gamboa; Daniel Fuentes como defensor de Pulley y Vanesa Vera actuó como defensora de Ferreira Almada.

Los hechos incluidos en la acusación:

Los hechos juzgados acontecen desde el 15 de septiembre de 2014 hasta el 2 de julio de 2016, en el domicilio de la calle Francia al 500, donde funcionó un departamento VIP propiedad de Guillermina Ferreira Almada y Juan Carlos Cuellar Gamboa, en el cual al menos 5 mujeres ejercían servicios sexuales.

El dinero percibido era abonado a Ferreira Almada, a la vez que Cuellar Gamboa brindaba condiciones de seguridad interna. Asimismo, el Comisario Omar Alejandro Pulley, como Jefe de la Seccional Primera, estableció vinculación personal con los ocupantes de dicha morada, a pesar de tener conocimiento de la actividad ilícita que allí se desplegaba.

Desde el 28 de agosto de 2014 y hasta aproximadamente el 28 de agosto de 2015 Pulley aceptó los ofrecimientos de dineros o dádivas formulados por Ferreira Almada y Cuellar Gamboa para omitir los controles al lugar, brindar protección policial al lugar y asesorar en la empresa criminal. Percibiendo por dicha tarea una pistola tipo reliquia y dinero en efectivo remitido por Ferreira Almada a Pulley por la empresa Vía Cargo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!