RAWSON (ADNSUR) - Finalmente en la mañana de hoy miércoles el fiscal Omar Rodríguez presentó el pedido de apertura de investigación por la causa Ñoquis Calientes en la que según pudo saber ADNSUR- imputará a la ex ministra de Desarrollo Humano y Familia, Cecilia Torres Otarola por 13 hechos en carácter de autora de defraudación al Estado y de concusión,  y además habrá 13 imputados en total.

De acuerdo a la información exclusiva a la que accedió nuestra agencia, la acusación consta de 13 hechos distintos en los que se acusa además de Otarola a otras 12 personas como partícipes necesarios,  entre ellos, al ex ministro Coordinador de Mario Das Neves, Alberto Gilardino, y a su madre, Patricia Antonio.

Según  la hipótesis de los investigadores,  Gilardino sería uno de los asesores que trabajaba para Otarola, pero para no figurar , se hacía la contratación a través es de su madre, quien a su vez le giraba el dinero de los honorarios que cobraba como abogado.

En general, los hechos describen una conducta en la que se ve un modus operandi de Otarola en la época como diputada y en la era como ministra, en la que se contrataba personal que no cumplía funciones especificas, y a la vez se le exigía la devolución de parte de sus haberes, que iban a parar a una caja política que manejaría la misma Otarola, fondos que eran distribuidos a través de una cuenta que tenía su niñera, quien también es una de las imputadas.