CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La Oficina Anticorrupción pidió este martes una pena de 8 años y 6 meses de prisión para el empresario santacruceño Lázaro Báez en el juicio por la ruta del dinero K, donde se juzgan maniobras de lavado de dinero por alrededor de USD 60 millones.

El debate se reinició por decisión del Tribunal Oral Federal 4 a través de una plataforma virtual desde la cual se conectaron todas las partes, para continuar con el alegato final de la Oficina Anticorrupción, querellante en el caso.

Los jueces Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Adriana Pallioti se conectaron por vía remota al igual que el fiscal Abel Córdoba, las querellas de la OA, las defensas y algunos de los acusados como los hijos de Báez, Melina y Leandro.

Báez, sus hijos y otros acusados como Federico Elaskar, Leonardo Fariña, el ex contador de los Báez Daniel Perez Gadin y su ex abogado Jorge Chueco son juzgados por supuestas maniobras de lavado de dinero con fondos ilícitos provenientes de la obra pública nacional en Santa Cruz.

Los detenidos Lázaro Báez y su hijo Martín se negaron a ser trasladados a la sala de videoconferencias del penal de Ezeiza desde donde debían presenciar el juicio.