En la madrugada de este lunes, la policía detuvo a cuatro jóvenes de entre 23 y 29 años, quienes intentaron escapar a bordo de una Renault Kangoo. Los atraparon gracias al aviso de un vecino.

Según pudo saber ADNSUR, un vecino llamó a la subcomisaría para avisar que había una Renault Kangoo con actitud sospechosa en la zona de Km. 17 y a los pocos minutos volvió a llamar para alertar que el rodado había ingresado al patio de su vivienda pero se dan a la fuga.

Personal policial comenzó una recorrida en búsqueda del auto y al identificarlo le dieron aviso para que detenga la marcha, en ese momento bajaron dos hombres, quienes comenzar a arrojar piedras y rompieron un vidrio del patrullero. Vuelven a subir y se dan a la fuga, por lo que comenzó una persecución durante varias cuadras hasta que finalmente detienen el rodado.

Descienden cuatro jóvenes que fueron interceptados al ingreso de una vivienda, y le señalaron a la policía que dos de ellos estaban alquilando en el lugar hace poco menos de un mes.

A simple vista los efectivos observaron sobre la mesa de la cocina un frasco trasparente con presunta sustancia herbácea y una balanza de precisión.

Se convoca a personal de Drogas Peligrosas y constataron que se trataba de Cannabis Sativa con ocho envoltorios con peso total de 28 gramos y un envoltorio de cocaína con peso total de 0.3 gramos.

Los cuatro jóvenes fueron trasladados a la comisaría, pero los efectivos no pudieron secuestrar el auto porque el conductor rompió la llave y no tenían cómo encenderlo. Además no se contaba con una grúa para llevarlo .
 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!