COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Silvia España, mamá de Daniel Sánchez, el joven de 25 años que falleció el pasado 2 de julio tras recibir una golpiza en el sector de calle Alsina, entre Rivadavia y San Martín, informó en Actualidad 2,0 que “todavía no hay detenidos”. Por tal motivo, “no sé qué pensar porque a veces confío en la justicia y otras veces no”, se lamentó. A su vez, sostuvo la hipótesis del robo porque en la billetera “estaba la tarjeta, el carnet de la moto, pero no había absolutamente nada de dinero”, indicó. La madre del joven recordó que "en ese momento, yo tenía una corazonada pero nunca pensé que pasaría esto”. Este lunes, la mamá del futbolista golpeado presentó la denuncia contra policías en la Fiscalía.

España sostuvo que “a mi hijo lo mataron y le reventaron el cerebro.  No tiene nombre la forma en que mataron a mi hijo. La Brigada de Investigaciones dice que está trabajando pero hace un mes que a mi hijo me lo arrebataron. No sé qué pensar porque a veces confío en la justicia y otras veces no”, se lamentó.

Además, recordó que “Daniel era un chico tan bueno que si le pedías que te lleve lo hacía. La semana anterior al asesinato él había tomado y la policía lo agarró en su auto frente a la Comisaría Primera. Lo bajaron del auto y estoy de acuerdo si es que estaba ebrio, pero lo golpearon tanto que no se podía poner los borcegos”.

Y agregó que en otra oportunidad “iba en la moto y lo agarraron porque el acompañante no tenía casco; lo golpearon y cuando fui a buscar la moto en la policía me dijeron que si ellos querían me pasaban la moto. Tuvieron la moto retenida durante tres días aproximadamente y me entregaron a las 22:30 horas”.

Por tal motivo, España remarcó que “antes confiaba en la policía pero ahora a no confío más”.

Respecto a los presuntos golpes recibidos por parte de la policía, España sostuvo que “el lunes le dije a mi hijo que fuéramos a denunciar pero me dijo que no por temor a que le vuelvan a golpear”. Además, “lo llevé al hospital para que le hagan radiografías de los tobillos y está todo en la historia clínica”.

Sobre la noche previa al  asesinato, la mujer remarcó que su hijo “en el Facebook publicó que había ganado en el casino y que se iría a casa”. Por tal motivo, España consideró que  “lo entregaron, y el que manejaba el auto era un policía”. A su vez, sostuvo la hipótesis del robo porque en la billetera “estaba la tarjeta, el carnet de la moto, pero no había absolutamente nada de dinero”Además, recordó que esa noche “él había pasado al cajero conmigo. Sacó como 1500 pesos y como andaba rengo le dije que no vaya a ningún lado sino que vaya a casa, pero me dijo que iría un rato al casino. En ese momento, yo tenía una corazonada pero nunca pensé que pasaría esto”.