RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Rocío Stefanía Rosales Vargas tenía 26 años, la encontraron muerta en su departamento en la ciudad de Río Gallegos y su familia asegura que "la asesinaron".

Stefanía fue hallada muerta dentro de un departamento ubicado en el complejo Niza, en la intersección de Alcorta y Comodoro Rivadavia. Un hombre, que sería su novio y se encontraba con  ella tras haber salido por la noche, se contradijo en la declaración y fue detenido.

En la tarde del martes, los familiares y amigos de la joven marcharon para pedir justicia. Su padre Antonio Rafael Rosales recordó que ella había superado el abuso sexual que había sufrido hace cuatro años, y recriminó a algunos medios de comunicación la rapidez de informar que su hija se había suicidado.

Muerte de Stefanía Rosales: el padre aseguró que encontró a la joven tirada en la cama y golpeada

Luego comentó que no podía dar detalles de la causa por el secreto de sumario, pero aseguró en reiteradas oportunidades que su hija fue asesinada, “cruelmente asesinada”“Una más que ya no tenemos entre nosotros, hace unas horas dejamos en el cementerio el cuerpo de ella. A mí que me tocó ver el cuerpo de mi hija en el estado que estaba, es algo muy cruel, no tengo palabras para describir lo que es encontrar a un hijo muerto, tirado en una cama, todo golpeado”, dijo.

Asimismo,  afirmó que tiene plena confianza que se hagan todas las actuaciones tanto policiales como judiciales. “Vamos a confiar que no van a dejar ir ningún detalle de este caso, para que nunca más haya otra Stefanía ni otras tantas mujeres que son muertas por la violencia en este país y en el mundo”.   

Por último, manifestó que no va a parar hasta que haya justicia: “Vamos a buscar justicia hasta lo último, no nos vamos a entregar a la impunidad” y agregó: “Si tengo que ir a acampar en la casa del juez o jueza que esté a cargo de la causa y que tenga que definir esta situación, y ser su conciencia, lo voy a hacer, no me va a importar porque a mi hija ya no la tengo, pero tengo su fuerza y su memoria. No vamos a parar hasta tanto se haga justicia”.