SAN PABLO / BRASIL - Un comerciante mató a tres ladrones que ingresaron armados a su local de ropa en la ciudad de Sorocaba, en el estado de San Pablo, Brasil.

Según el sitio G1, los tres delincuentes ingresaron al comercio alrededor de las 11 de la mañana el 7 de octubre y durante algunos minutos simularon querer comprar ropa. Se probaron gorras y pulseras y charlaron con el comerciante.

En un momento, el hombre que estaba junto al mostrador de la tienda sacó un arma y apuntó al dueño para exigirle que le entregue el dinero de la caja.

Sin embargo, el comerciante salió desde atrás del mostrador para increparlo y segundos después también sacó un arma que tenía en la cintura.

Sin titubear el dueño del local disparó contra los ladrones. Los primeros dos cayeron heridos al suelo, donde el comerciante se acercó para rematarlos y patear el cuerpo de uno de ellos.

Uno de los ladrones consiguió hacer un disparo que impactó contra una vitrina de vidrio detrás del propietario del local, quien también abrió fuego contra los delincuentes cuando intentaban huir.

La Policía informó que dos delincuentes murieron en el lugar, mientras que otro fue declarado muerto más tarde en el hospital.

El comerciante huyó y descartó su arma y las de los ladrones en un matorral. Luego se entregó y declaró a la policía que actuó en legítima defensa. También contó que ya había sido víctima de varios robos y que su padre fue asesinado durante un asalto.

Según medios locales, el arma del comerciante tenía el número de serie tachado y el hombre dijo que estaba tramitando la tenencia legal.

Por el momento, el hombre sigue en libertad, mientras las autoridades investigan el caso. La causa se caratuló como intento de robo seguido de asesinato.

La policía también dijo que ya habían identificado a los tres ladrones muertos, dos de los cuales tenían antecedentes. Se trata de un hombre de 32 años, otro de 30 y un joven de 20.

Fuente: TN