Los investigadores del caso Madeleine McCann, la nena británica de 3 años que fue secuestrada de una habitación de hotel en Portugal en 2007, aseguraron haber hallado “pruebas impactantes” contra el principal sospechoso.

Tras varios años sin una línea de investigación sólida, finalmente apareció un sospechoso que estuvo en el área donde desapareció la pequeña británica: el alemán Christian Brueckner, con antecedentes de violencia sexual.

La nueva evidencia confirmaría que Brueckner fue el responsable de su desaparición. De acuerdo a documentalistas que están realizando un trabajo sobre Maddie, el alemán de 44 años tiene antecedentes de pedofilia y está en prisión por violación.

De acuerdo al diario británico The Sun el equipo de documentalistas del canal Sat.1 -formado por ex-investigadores, además de periodistas- asegura tener “muchas nuevas pistas e indicios” de que Brueckner estaba detrás del rapto de la pequeña niña británica cuyo caso llamó la atención de todo el planeta. El alemán estaba en Praia da Luz, Algarve, Portugal, muy cerca de la locación donde desapareció la niña aquella noche, de acuerdo a los investigadores.

Juliane Ebling, editor en jefe, dijo que “la triste historia de Madeleine McCann es una historia que tiene muchos capítulos alemanes. El caso se está juzgando en el Tribunal Regional de Braunschweig, ya que el alemán Christian B. es el principal sospechoso. En su entorno hay muchas mujeres y hombres alemanes que pueden describir detalles individuales en torno al crimen”.

“Jutta Rabe -la periodista alemana de larga trayectoria y responsable del documental- ha investigado en los últimos meses material impactante en Alemania, Portugal e Inglaterra, que incrimina fuertemente a Christian B.”, agregó Ebling.

Brueckner fue identificado como el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine en junio de 2020, lo que constituyó el mayor avance en la investigación en los casi 15 años de la desaparición. El sospechoso -que aún no fue imputado por esta causa- cumple una condena de siete años por violar a una mujer estadounidense de 72 años en el Algarve en 2005, dos años antes del secuestro de Maddie.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!