La jueza Federal de Río Grande, Mariel Borruto, aseguró que el avión sanitario accidentado el viernes "cayó cerca de viviendas" ocupadas por integrantes de la Armada Argentina, dentro del predio de la Base Aeronaval de esa ciudad fueguina.

La magistrada que tiene a su cargo la causa judicial abierta tras el accidente aéreo habló por primera vez desde producido el hecho y confirmó que personal especializado logró retirar del interior de los restos del fuselaje a los cuerpos calcinados de las cuatro víctimas: el piloto y copiloto, un médico y la enfermera que viajaban en la aeronave.

El Lear Jet35 de la empresa Flying América SA logró despegar de la pista minutos después de las 14 del viernes, pero casi de inmediato se precipitó a tierra provocando una gran explosión y un "fuego muy intenso".

"El avión cayó cerca de las casas de la Armada, a unos 300 metros del final de la pista", afirmó Borruto en declaraciones formulada a FM Aire Libre de Río Grande, en las que también confirmó el comienzo de las pericias por parte de personal de "la Junta de Seguridad en el Transporte, la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) y miembros de la Policía Científica de la Provincia".

La jueza que investiga el accidente en Río Grande afirmó que el avión cayó "cerca de viviendas"

"Por ahora no se puede adelantar ningún resultado. Se está trabajando en reunir toda la evidencia e información. La caja negra y las baterías del avión fueron recuperadas y el plan de vuelo también está a resguardo. Agradezco la colaboración de todos los organismos que están ayudando", dijo la jueza.

También mencionó que "a nivel humano fueron tremendas las imágenes que no has tocado ver" y detalló que entre las medidas de prueba "se tomaron muestras del combustible utilizado por el avión". Sobre la continuidad de la investigación, Borruto anticipó que serán citados a prestar declaraciones testimoniales todos los que tuvieron algún tipo de participación en los sucesos previos al accidente.

El vuelo sanitario había partido a las 8.45 desde el Aeropuerto de San Fernando y tras una escala en Comodoro había llegado a Tierra del Fuego sin novedades, trasladando a un bebé de cinco meses y su familia. El accidente sobrevino cuando la nave despegaba de Río Grande con el objetivo de regresar a Buenos Aires.

El comandante Claudio Canelo, el copiloto Héctor Vittore, el médico Diego Ciolfi y la enfermera Denis Torres García fallecieron en forma instantánea, se informó oficialmente. Además de la jueza Borruto, interviene en la causa la Fiscalía Federal de Río Grande, a cargo del fiscal Marcelo Rapoport.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!