El pequeño de cinco meses que fue trasladado en un vuelo sanitario que se estrelló este viernes en Rio Grande, provocándole la muerte a cuatro personas, "tiene un Dios aparte", según consideró la médica de Tierra del Fuego Margarita Alvarez.

Entrevistada por Info3, de esa provincia, describió que el nene, que viajó junto a sus padres, "fue trasladado por un cuadro respiratorio y neurológico que presentó, fue derivado a Buenos Aires y actualmente se lo traía para la internación domiciliaria".

A su vez, dijo que "este pacientito tiene cinco meses actualmente y fue derivado a Buenos Aires hace un tiempo atrás, con un diagnóstico de botulismo, que se terminó de concretar allá".

El chiquito con sus padres volvió a Río Grande para continuar una internación domiciliaria, luego que le confirmaran el diagnóstico.

La avioneta aterrizó y descendieron el pequeño y sus padres, pero al retornar para emprender un nuevo traslado sanitario, se estrelló.

El bebé que viajó en el avión sanitario que se estrelló fatalmente en Río Grande "tiene un Dios aparte"

Allí, murieron de inmediato cuatro personas: los dos pilotos, una médica y un enfermero, en el accidente que ocurrió apenas habían despegado hacia San Fernando, en el norte del Gran Buenos Aires.

Margarita Álvarez, de la Clínica CEMEP, en Tierra del Fuego, le dijo a Info 3 que el nene había llegado al centro de salud hace "20 días aproximadamente" y que allí comenzó el tratamiento de la criatura "que, por ahí, tiene un Dios aparte".

El bebé que viajó en el avión sanitario que se estrelló fatalmente en Río Grande "tiene un Dios aparte"

"Ahora por suerte está bien", destacó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!