A una semana de la explosión en una escuela rural de Aguada San Roque, a 60 km de Añelo, este miércoles se repitió el incidente en una escuela de Cutral Co.

El calefactor que explotó este 7 de julio estaba ubicado en el aula de primer grado de la Escuela 143. Por suerte, no había niños dentro del salón porque ocurrió fuera del horario escolar, y no se registraron heridos.

Aparentemente, el calefactor se apagó y luego explotó con fuerte estruendo, que alertó a quienes estaban en el edificio.

El 30 de mayo pasado, la explosión dentro de la Escuela rural 144 dejaba como saldo dos operarios muertos y una maestra con el 70% de su cuerpo cubierto de quemaduras.

Según reseña Diario Río Negro, las autoridades escolares habían reclamando varias veces por el mal estado de la calefacción, pero las soluciones obtenidas no eran "de fondo", sino reparaciones momentáneas para salir del paso.

Desde antes de la explosión en Aguada San Roque, el sindicato docente se manifiesta contrario a las clases presenciales por considerar que no están dadas las condiciones epidemiológicas y denuncian problemas de infraestructura.

Con información de Río Negro