Un ciudadano estadounidense de 62 años fue abatido este jueves por el Grupo de Operaciones Especiales (GEOP) luego que los atacara a tiros en un allanamiento en Chubut.  Horas antes, había disparado hacia vecinos y casas en el paraje Las Golondrinas.

El jefe de Policía del Chubut, Miguel Gómez, habló con ADNSUR y se refirió al accionar policial en Las Golondrinas que culminó con un hombre de 62 años muerto. Desde el miércoles, esta persona mantenía una actitud muy hostil y preocupante para la vecindad porque amenazaba y disparaba con armas de fuego", recordó e indicó que en su momento intervino la comisaría de El Hoyo pero se "tuvo que replegar para evitar una situación más preocupante".

Por lo que se ordenaron allanamientos para ingresar a la casa del vecino y para ello, se desplegó el Geop.  "En un primer momento, se acercaron los 'adelantados' y luego un escuadrón de asalto. En ese instante, el ocupante (estaba con su señora) se introduce raudamente a la vivienda, se refugia en la planta alta, el GEOP ocupa la planta baja y -desde la altura de una escalera caracol- el hombre comienza a dispararle al personal policial", relató.

Según relató el comisario, se trató de hacerlo desistir de su actitud pero no se logró nada porque la persona estaba fuera de sí. "Se dispusieron 2 artilugios tácticos con elementos que son de aturdimiento pero no surtieron efecto porque la persona estaría alcoholizada. Vuelve a salir para atacar al personal y -en ese momento- el escudero policial lo abate con un disparo a la cabeza", describió. 

"La situación era desfavorable para el personal policial porque la persona estaba favorecida en la parte alta de la escalera caracol. En esa instancia, el GEOP no puede dudar porque esa duda puede significar la muerte de un compañero. Se arbitra la posibilidad de inhabilitar al agresor".

Y agregó que "el hombre estaba medicado y había suspendido la medicación según dichos del propio hijo. Le surgió un 'brote psicótico' y se pudo apreciar una gran cantidad de bebida blancas, un rifle calibre 22 en su poder", cerró el jefe policial