En la mañana de este jueves, un ciudadano estadounidense de 61 años fue abatido por el Grupo de Operaciones Especiales (GEOP) de la Policía de Chubut. El hombre, residente de Las Golondrinas, atacó a tiros a los efectivos que lo iban a allanar tras una denuncia en su contra por disparar contra casas y vecinos de la zona.

El fiscal Carlos Díaz Mayer dio detalles de los acontecimientos que se desencadenaron en esa zona de la Comarca Andina: “Hubo allanamientos en Las Golondrinas que fueron ordenados por un juez penal de Esquel. Intervino el GEOP de la Policía del Chubut que fue recibido a los tiros y tuvo que repeler la agresión", expresó.

Sostuvo que como resultado de este enfrentamiento "hay una persona fallecida" pero aseveró que "hubo un diálogo previo para intentar no llegar a esto: se utilizaron granadas de estruendo para que la persona desista de su actitud".

"El hombre gritaba y decía que tenía armas y balas para matar a todos, luego empezó a disparar y el personal policial tuvo que actuar”, reveló Díaz Mayer.

"Todo se salió de lo normal"

En contacto con Radio 3, el fiscal detalló: “La historia comenzó el miércoles por amenazas y tiros. Ayer, ya había recibido con tiros a la Policía. No fue habitual un operativo de este tipo ni tampoco que alguien reciba a los tiros a la Policía. Todo salió de lo normal. Se intentó dialogar con la persona pero no hubo manera de acercarse", según le informaron los efectivos policiales. Además aclaró que el hombre estaba acompañado por una mujer y otro hombre.

Díaz Mayer sostuvo que se dirigió al lugar de los hechos "para investigar el accionar de la Policía" e indicó que hay filmaciones "del GEOP para aportar a la investigación".

"El cuerpo fue derivado a la morgue de Esquel para la autopsia donde se determinarán las razones del fallecimiento”, completó el fiscal.